El presidente de Bolivia, Evo Morales, en la sede de la Corte Internacional de Justicia. | Fuente: EFE | Fotógrafo:

El presidente de Bolivia, Evo Morales, se pronunció luego de conocer el fallo de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya. Dijo que “si bien no hay una obligación a negociar, hay una invocación a continuar con el diálogo”.

“Saludo la invocación de la Corte Internacional de Justicia a continuar con el diálogo. Bolivia nunca va a renunciar su enclaustramiento. Sabe el pueblo boliviano que ante invasión hemos sido arrebatados el acceso soberano al océano Pacifico”, dijo.

“Estamos con la justicia, por eso entiendo perfectamente esta invocación de la CIJ de continuar el diálogo entre ambas partes. Es importante que tengamos la capacidad de resolver temas pendientes porque con este párrafo 166, la Corte entiende que hay un tema pendiente entre Bolivia y Chile”, añadió.

Decisión de la Corte

La corte de Naciones Unidas rechazó por doce votos a favor y tres en contra que Chile esté obligada jurídicamente a entablar negociaciones con Bolivia para que este país obtenga un acceso soberano al océano Pacífico.

Los magistrados urgen no obstante a ambas partes a "continuar su diálogo" en un "espíritu de buena vecindad" para abordar el "enclaustramiento de Bolivia".

El Tribunal de la Haya pone fin así a cinco años de incertidumbre. La demanda de La Paz databa de abril de 2013, pero sus bases se remontan hasta el Tratado de 1904, que selló la pérdida de 120.000 km2 de territorio, entre ellos los 400 km de costa, por Bolivia en la Guerra del Pacífico (1879-1883) ante Chile.

Pese a la derrota militar, que supuso el enclaustramiento de Bolivia -el único país de América junto a Paraguay sin costa-, La Paz defendía que Chile se había comprometido a lo largo del último siglo a negociar un acceso marítimo soberano.


¿Qué opinas?