6fenomenoelniño
Además, un grupo de ingenieros viene colaborando en la construcción de puentes en las zonas declaradas en emergencias. | Fuente: Andina | Fotógrafo: Andina

Un equipo de expertos de la Oficina de Respuesta a Siniestros en el Exterior (OFDA) de Estados Unidos se encuentra en el Perú para brindar apoyo a las autoridades peruanas en labores de prevención ante el anunciado Fenómeno El Niño, cuya magnitud se estima sería fuerte.

Brian A. Nichols, embajador de Estados Unidos en Perú, explicó que los especialistas de la OFDA son expertos en temas vinculados a desastres naturales y han colaborado con el Perú en la atención a la población afectada por el terremoto del 2007 en el departamento de Ica.

"Ellos (de la OFDA) han trabajado por ejemplo en Haití después del terremoto y acá en el Perú en el 2007, en el sismo de Ica", manifestó Nichols en declaraciones a la Agencia Andina.

El diplomático refirió que hace dos semanas los representantes de la OFDA realizaron coordinaciones con las autoridades peruanas vía videoconferencia para abordar las distintas formas de ayuda que requerirá el Perú frente a los efectos del fenómeno climatológico.

Dijo, asimismo, que el gobierno norteamericano, a través de USAID, ha colaborado con las autoridades peruanas en el financiamiento y asesoría técnica para la construcción de centros de evacuación en diferentes regiones del Perú.

"Ahora estamos cerca de la costa y hemos construido en Tumbes y Piura. Hay alrededor de 15 de estos centros en todo el país", remarcó.

Informó de igual forma que su gobierno está colaborando con los ingenieros del Ejército peruano en la construcción de puentes en zonas declaradas en emergencia por huaicos y incidentes climáticos extremos.

"Pero todo eso viene con el liderazgo del gobierno peruano. Nosotros estamos aquí para apoyar y seguir en ese proceso, no para dar soluciones sino para colaborar como amigos", precisó.

Recientemente, el Comité Multisectorial encargado del Estudio Nacional del Fenómeno El Niño (Enfen) indicó que se mantiene el 55 por ciento de probabilidad de que el evento El Niño presente magnitudes similares a las registradas durante los veranos de 1982-1983 o 1997-1998, es decir, fuerte.