Un total de 26 fosas prehispánicas que datan de hace 2,700 años fueron hallados en la colonia La Otra Banda, que se ubica al sur de la Ciudad de México, donde las mujeres desarrollaron actividades posiblemente relacionadas con cuidados perinatales, informó el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) de México.

En un comunicado, informó que las tumbas corresponden a los periodos Formativo Medio (700-400 a.C.) y Formativo Tardío (400-200 a.C.) y se encuentran a una profundidad de entre 1,23 y 3,3 metros.

"Apoyados por un equipo de trabajadores, Antonio Balcorta Yépez y Montserrat Alavez Ortúzar, expertos de la Dirección de Salvamento Arqueológico (DSA) del INAH,
han invertido cuatro meses de trabajo hasta llegar a este nivel de excavación", señaló la entidad dedicada a la investigación, preservación, protección y difusión del patrimonio de la nación latinoamericana.

"Hasta el momento, hemos detectado cuatro etapas ocupacionales, cuatro épocas históricas vinculadas con el inicio del siglo XX, el Porfiriato, el México Independiente y la época prehispánica", explicó Antonio Balcorta.

Señaló que en el estrato más superficial se registraron los restos de una casa de tipo rural de fines del siglo XIX e inicios del XX, hecha con bloques de adobe y tepezil, techos de ladrillo y viguería, y pisos de ladrillo.

¿Cuidados perinatales?

En el terreno se encontraron también desperdigados restos de municiones de una batalla que en 1914 libraron carrancistas parapetados en la antigua fábrica de papel, contra zapatistas que se hallaban justo en la ribera sur del río Magdalena, a un lado del panteón San Rafael.

En un nivel inferior permanecían los cimientos de tezontle y basalto de habitaciones del siglo XIX, en asociación con cerámica llamada Oaxaca policromo que se elaboró entre 1800 y 1900.

El experto manifestó que bajo ese nivel "no tenemos presencia de asentamientos de periodos prehispánicos más cercanos. Hay un lapso de dos mil años sin evidencia de presencia humana, lo cual nos remite a las actividades volcánicas registradas en el sur y sureste de la cuenca (años: +/- 50 a.C. a 280 d.C.) que condujeron a su abandono".

Antonio Balcorta refirió que el descubrimiento de fosas tronconónicas suelen asociarse a espacios habitacionales y tenían la función de contener materiales de desecho, ser lugares de almacenamiento de granos y de artefactos al igual que de uso funerario, pero en el Callejón La Otra Banda N°1 se hallaron un par de fosas cuyas características "podrían estar indicándonos la realización de labores cotidianas efectuadas sólo por mujeres".

"Nuestra propuesta también se apoya en que en el tapón de las fosas y dentro de las mismas se han registrado más de 130 figurillas que en su mayoría representan a mujeres embarazadas (e infantes en menor medida). Estas piezas lucen pigmentación roja, amarilla y negra en el rostro, cuello, vientre, ombligo, manos y piernas", agregó.