La Policía guatemalteca invocó a la población no tomar la justicia por su propia mano. | Fuente: PNC Guatemala

Dos supuestos extorsionistas fueron vapuleados y quemados vivos en la costa atlántica guatemalteca por una turba, informó este martes la Policía Nacional Civil (PNC).

El hecho ocurrió la noche del lunes en Santo Tomás de Castilla, en el departamento de Izabal, a unos 290 kilómetros de la capital, y las víctimas fueron identificadas como Víctor Armando Reyes Chachagua, de 18 años, y Oliver Francisco González, de 19 años.

Los dos jóvenes que fueron linchados habían sido trasladados a una subestación de la Policía después de que unos agentes los rescataran de un grupo de vecinos que los estaba vapuleando.

Según la institución, la enardecida turba llegó a la comisaría, derribó la cerca que protegía la sede policial y se llevó a los dos supuestos delincuentes.

Este grupo de pobladores vapuleó a los dos jóvenes y luego les roció gasolina y los quemó, según las escenas divulgadas este martes por la televisión abierta.

La población los acusó de haber asesinado a un taxista en la ciudad de Puerto Barrios, al parecer por no pagar una extorsión de 100 quetzales (12,95 dólares).

Sin embargo, un jefe de la Policía de Izabal, que no se identificó, dijo que no existe ninguna denuncia de extorsiones contra chóferes de taxis en ese lugar, y aseguró que a las dos víctimas tampoco les aparecen antecedentes y que sus perfiles están limpios.

También hizo un llamamiento a la población a no tomar la justicia por su propia mano y a denunciar los hechos delictivos para que las fuerzas de seguridad puedan dar con los delincuentes. (EFE)


¿Qué opinas?