Jair Bolsonaro despachará con sus ministros por videoconferencias. | Fuente: Foto: AFP / Video: EFE

El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, salió de la unidad de cuidados intensivos en la que estaba ingresado tras ser sometido el lunes a una operación para la retirada de una bolsa de colostomía y comenzará a despachar el jueves con sus ministros, aunque inicialmente por videoconferencias.

"El presidente se encuentra en una recuperación plena, pero tiene que mantener reposo un poco más y por eso despachará inicialmente mediante videoconferencias y no directamente con sus ministros" desde el hospital, afirmó este miércoles el portavoz de la Presidencia, Otavio do Rego Barros, en una rueda de prensa.

De acuerdo con el vocero, una primera videoconferencia está prevista para el jueves entre el jefe de Estado y sus ministros de Minas y Energía, Desarrollo Regional y Medio Ambiente para discutir las medidas adoptadas por el Gobierno para atender la tragedia provocada por un alud de residuos minerales que ha dejado hasta el momento 84 muertos y 276 desaparecidos.

"El presidente escuchará a sus ministros y les comunicará sus directrices", afirmó Do Rego Barros, quien aclaró que inicialmente el gobernante responderá por escrito debido a que los médicos le han recomendado que evite conversar.

"Los médicos le recomendaron que evite hablar ya que, al hacerlo, hay la posibilidad de que gases entren en su cavidad abdominal y presionen las cicatrices", explicó.

Do Rego Barros afirmó que, pese a las limitaciones para trabajar y despachar con sus ministros, Bolsonaro reasumió la Presidencia, que venía siendo ejercida interinamente desde el lunes por el vicepresidente brasileño, el general de la reserva Hamilton Mourao, debido a que se encuentra en condiciones para gobernar.

El portavoz agregó que, cuando los médicos lo aprueben, Bolsonaro podrá despachar directamente con sus ministros en un gabinete que fue instalado en el propio Hospital Albert Einstein de Sao Paulo.

Agregó que posiblemente despachará en este gabinete durante los próximos diez días, en los que tendrá que permanecer hospitalizado por recomendación médica.

De acuerdo con los médicos, el presidente, que aún continúa alimentándose por vía intravenosa y tiene las visitas restringidas, ya realizó ejercicios de fisioterapia respiratoria y motora, y caminó en el corredor del hospital "con buena tolerancia". (EFE)