La Isla del Sol es un atractivo turístico en la zona boliviana del Lago Titicaca. | Fuente: AFP

Un amauta o sabio andino fue acusado del homicidio de una turista coreana en la Isla del Sol, en la parte boliviana del lago Titicaca, más de un año después de la muerte, informó este jueves la Fiscalía General del Estado de Bolivia. Un fiscal del departamento de La Paz imputó formalmente a Roger CH.M. como presunto autor del homicidio de la coreana Yuong H. CH. en enero de 2018 en esta isla turística del lago Titicaca.

La mujer, que tenía 39 años, "murió a causa de una herida provocada por un arma punzo cortante", según un comunicado de la fiscalía. El fiscal del caso, Bladimir Monje, explicó en el comunicado que el Ministerio Público logró colectar indicios suficientes de la posible autoría del imputado, de acuerdo con declaraciones de testigos que lo señalan como el autor de la muerte. Además, la unidad de Cibercrimen de la Policía Boliviana encontró en la red social Facebook publicaciones que también lo identifican como el autor, de acuerdo con la fiscalía.

El acta de recolección de evidencias acreditó que en horas de la mañana del 9 de enero de 2018 la víctima se encontraba en la Isla del Sol, en el municipio boliviano de Copacabana, donde se registró en un hotel al que no regresó, señaló el comunicado. Dos días después su cuerpo fue encontrado por comunarios del lugar y según el certificado forense murió por un shock hipovolémico, una fuerte pérdida de sangre, y traumatismo cervical, provocado por un arma punzo cortante, destacó la fiscalía.

El sospechoso fue detenido el pasado martes en el municipio de Copacabana y trasladado a La Paz para su puesta a disposición de un juez cautelar que determinará su situación jurídica, precisó el comunicado. El Ministerio Público solicitó en la imputación la detención preventiva, por existir "serios riesgos procesales que hacen presumir que no se someterá a la investigación de la Fiscalía", detalló.

La Policía detuvo también a otras 21 personas en relación con este caso, por supuesta complicidad y tras un incidente para obstaculizar la aprensión del principal sospechoso, aunque en su mayor parte quedaron en libertad, según medios bolivianos. El imputado ejercía como tata o autoridad de una comunidad originaria de la isla.

EFE

¿Qué opinas?