Una Habana enlutecida se ha volcado a la mítica Plaza de la Revolución para homenajear al expresidente Fidel Castro este lunes, en el inicio de los homenajes que se extenderán hasta el domingo en Cuba, ante su muerte a los 90 años que se produjo el pasado 25 de noviembre. Centenares han tomado el principal espacio público de la isla con flores, pancartas y han formado largas colas para presentar sus respetos al comandante.

En esa misma plaza y bajo las sombras del Che Guevara y de Camilo Cienfuegos, Castro dedicó sus más afiebrados y afamados discursos durante los años que estuvo en el poder. Se prevé que la concentración sea multitudinaria este martes, cuando con los ciudadanos lleguen delegaciones de políticos extranjeros para las exequias.

De la región llegarán asimismo los mandatarios de Colombia, Juan Manuel Santos; México, Enrique Peña Nieto; Panamá, Juan Carlos Varela; El Salvador, Salvador Sánchez Cerén; y Honduras, Juan Orlando Hernández. Como se esperaba, allí estarán los aliados ideológicos, algunos también económicos, de Cuba: los boliviarianos presidentes de Venezuela, Nicolás Maduro; Bolivia, Evo Morales; Ecuador, Rafael Correa; y Nicaragua, Daniel Ortega.

Hecho histórico. Un aluvión de periodistas desbordó todas las previsiones, y los funcionarios del Ministerio de Relaciones Exteriores que atienden habitualmente a la prensa internacional han hecho jornadas maratonianas para acreditarlos a todos. Los colegios han suspendido las clases de mañana, en parte para facilitar que los niños puedan participar en las honras fúnebres, pero también porque los cortes de calles dejarán la ciudad intransitable durante unas horas.

Está previsto que el acto institucional comience a las 7 de la noche (hora de Cuba), aunque esa es la única información que han adelantado hasta ahora las autoridades cubanas. Al día siguiente, miércoles, las cenizas de Fidel Castro dejarán La Habana para iniciar un recorrido de cuatro días hasta la ciudad de Santiago, en la otra punta de Cuba, en una caravana que reproduce a la inversa el camino triunfal que siguieron el exmandatario y los barbados insurrectos tras el triunfo de la Revolución en 1959.

El entierro de los restos de Castro tendrá lugar el domingo, 4 de diciembre, en el cementerio santiaguero de Santa Ifigenia, donde también reposan los del prócer cubano José Martí.

Sepa más: