Hallan restos humanos en tren de aterrizaje de avión de EEUU que partió de Kabul.
El último domingo, miles de personas asaltaron el aeropuerto de Kabul tratando de huir de los talibanes. | Fuente: AFP

Efectivos estadounidenses descubrieron "restos humanos" en el tren de aterrizaje del avión militar que fue asediado el lunes en el aeropuerto de Kabul por cientos de afganos en pánico por el ascenso de los talibanes, indicó la Fuerza Aérea de Estados Unidos, que abrió una investigación del hecho.

La Fuerza Aérea revisará todos los videos que circulan en las redes sociales de un avión de transporte C-17 al cual cientos de personas persiguieron, algunas tratando de aferrarse locamente a sus alas o sus ruedas. Otro video mostró al mismo avión sobrevolando Kabul y lo que parecían ser dos personas cayendo al vacío.

"Además de los videos subidos y los informes de prensa de personas que caen del avión al despegar, se encontraron restos humanos en el tren de aterrizaje del C-17 cuando aterrizó en la base aérea de Al Udeid, en Catar", dijo la portavoz de la Fuerza Aérea de Estados Unidos, Ann Stefanek.

"La investigación será exhaustiva para permitirnos obtener todos los hechos sobre este trágico incidente", agregó en un comunicado.

La militar no dio un balance total de víctimas en la instancia de partida del avión ni confirmó la información de que una persona fue aplastada bajo las ruedas de la aeronave antes del despegue.

Más de 600 personas se apiñaron en el avión

La foto muestra a más de 600 afganos -mujeres, hombres, niños y ancianos- apiñados en el interior de un enorme avión militar estadounidense, durante la dramática evacuación de personas horas después de que Kabul cayera en manos de los talibanes.

La imagen, que se ha hecho viral, fue tomada y divulgada por el sitio de información militar Defense One. Los afganos arracimados en el 'vientre' del gigantesco carguero formaban parte de las personas autorizadas a ser evacuadas por las autoridades norteamericanas, según este sitio.

En total, había 640 afganos a bordo, según fuentes militares de Estados Unidos.

Pero no estaba previsto volar con tantos pasajeros, aseguró un militar a Defense One. Muchos de ellos habían trepado desesperadamente al avión por la rampa trasera del C-17.