Un tráiler que transportaba más de 200 cadáveres de personas no identificadas se paseó por las calles de Guadalajara. | Fuente: AFP

Una cámara frigorífica para más de 300 cuerpos será construida en el instituto forense de Jalisco, estado del oeste de México, cuyos habitantes se indignaron recientemente cuando un tráiler oficial deambuló por sus calles con 273 cadáveres ante la falta de espacio para albergarlos.

La nueva cámara de refrigeración "tendrá una gran capacidad, por encima de los 300 cuerpos, para que no se vuelva a repetir este lamentable hecho" de no tener espacio suficiente para almacenar la gran cantidad de cadáveres de víctimas no identificadas que genera la criminalidad, informó el jueves en conferencia de prensa el gobernador de Jalisco, Aristóteles Sandoval.

El presidente electo de México, Andrés Manuel López Obrador, dijo que el incidente fue "horroroso" y producto de la violencia desatada en el país por la ofensiva militar contra el crimen organizado iniciada por el exmandatario Felipe Calderón, a finales del 2006.

"Le declaró la guerra al narcotráfico, y le pegó un garrotazo a lo tonto al avispero", dijo López Obrador a periodistas el jueves en Ciudad de México. "Hay una gran decadencia, una gran crisis, no sólo es un problema económico, es un problema social, es un problema moral", agregó.

Vista del Instituto de Ciencias Forenses, donde un tráiler permanece con los cuerpos de más de 200 personas no identificadas en Jalisco. | Fuente: AFP

El caso

La semana pasada, la ciudad de Guadalajara, una de las más importantes de México, se estremeció con el recorrido del tráiler. Habitantes de varias colonias rechazaron la llegada del vehículo, que desprendía un fuerte olor fétido y atraía gran cantidad de moscas.

El gobierno de Jalisco reconoció el error y "la insensibilidad de parte de algunos funcionarios ante un tema tan delicado para la sociedad, en especial para los familiares de estas personas (fallecidas) que no han sido reclamadas".

Por el escándalo fueron despedidos el director del Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses (IJCF) y el fiscal estatal.

Una mujer se cubre la boca tratando de evitar el olor que se percibe en las afueras del Instituto de Ciencias Forenses. | Fuente: AFP

Acciones y cifras

Las nuevas cámaras frigoríficas garantizarían el resguardo para los cadáveres, mientras se tramitan los permisos municipales para su inhumación. Por ley, los cuerpos relacionados con hechos violentos no pueden ser cremados.

En tanto, las autoridades ya buscan espacios en los cementerios para sepultar los 273 cuerpos. A medida que se encuentren lugares disponibles se iniciará "la inhumación con todo el procedimiento pertinente", dijo Sandoval.

En lo que va del año se han registrado 1,600 homicidios dolosos en Jalisco de acuerdo con el IJCF, producto de la creciente violencia ligada a bandas del crimen organizado que operan en la zona.

Servicios forenses de otras regiones de México también han sufrido un sobrecupo de cadáveres, como en Guerrero (sur), donde los trabajadores realizaron una huelga por la hediondez que emanaba de la morgue.

Información de AFP

¿Qué opinas?