Javier Valdez era un cronista especializado en el narcotráfico en SInaloa. | Fuente: Revista Debate México

Los hijos del capo mexicano Joaquín "Chapo" Guzmán mataron al periodista mexicano Javier Valdez porque éste publicó una entrevista con el narcotraficante Dámaso López Núñez, conocido como "Licenciado" o "Lic", con la que ellos no estaban de acuerdo, contó el miércoles el propio López Nuñez en el juicio del Chapo en Nueva York.

Valdez, especialista en narcotráfico, cofundador del semanario de Ríodoce de Sinaloa y colaborador de la agencia de noticias AFP, fue asesinado a balazos en Culiacán el 15 de mayo de 2017. Tenía 50 años.

El Licenciado, exjefe de una cárcel mexicana que terminó trabajando lado a lado con el Chapo, contó ante el jurado que el periodista mexicano Ciro Gómez Leyva lo había mencionado como responsable de una operación contra los hijos del Chapo en la cual supuestamente uno de ellos había sido herido, al igual que Ismael "Mayo" Zambada, cofundador del cartel de Sinaloa junto al acusado.

"Eso era totalmente falso", dijo Licenciado, y contó que para desmentir la información decidió dar una entrevista telefónica a Valdez, que investigaba las pugnas en el seno del cartel de Sinaloa tras la captura del Chapo en enero de 2016.

Los hijos del Chapo se enteraron y no estaban de acuerdo. Amenazaron a Valdez y "lo obligaron a no sacar la entrevista que me había hecho", dijo López. "Pero él cumpliendo con su ética la publicó igual", dijo. "Desobedeció las órdenes amenazantes de los hijos de mi compadre y por eso lo mataron".

"Mi hijo y yo somos inocentes del asesinato" de Valdez, insistió Licenciado, arrestado días antes del asesinato del periodista y condenado a cadena perpetua en Estados Unidos por narcotráfico. El testigo negó en su contrainterrogatorio que haya ordenado la muerte de Valdez tras la publicación en el semanario Ríodoce de un artículo muy crítico sobre su hijo Dámaso López Serrano, "Mini Lic".

El abogado del Chapo, Eduardo Balarezo, afirmó que ese artículo presentaba a Mini Lic como "un bueno para nada, un narcotraficante patético" con grandes sueños. Pero Licenciado insistió en que ninguno de los dos fue responsable de la muerte del respetado periodista.

Licenciado, de 52 años, tiene la esperanza de que un juez reduzca su sentencia por colaborar con el gobierno estadounidense en el juicio del Chapo. Mini Lic se entregó a las autoridades estadounidenses en julio de 2017 en la frontera, según su padre porque los hijos del Chapo lo buscaban para matarlo.

El impacto del asesinato de Valdez fue brutal en México, considerado uno de los países más peligrosos para ejercer el periodismo, con más de 100 comunicadores asesinados desde el 2000, en crímenes que permanecen impunes en su inmensa mayoría. Valdez, junto con Ríodoce, se convirtió en una voz, prácticamente solitaria, de denuncia de las actividades del crimen organizado, principalmente en Sinaloa, donde actúa aún el cartel cofundado por el Chapo. (AFP)

¿Qué opinas?