“Tengo todo el derecho a quemar y a romper”: El testimonio de una madre cuya hija fue asesinada

“La que quiera romper, que rompa. Y la que quiera quemar, que queme. Y la que no, que no nos estorbe”, grita Yesenia Zamudio y exige justicia: su hija de 19 años fue víctima de un feminicidio que aún no ha sido resuelto. 

Yesenia Zamudio: "Hablen de las niñas que violan en sus cunas sus propios padres". | Fuente: YouTube

María de Jesús Jaimes Zamudio fue arrojada por una ventana, desde el quinto piso, en un edificio en Ciudad de México, en el 2016. Tenía 19 años y estudiaba ingeniería. Su madre, Yesenia Zamudio, todavía sufre su muerte y exige justicia para su caso, pues todavía no hay ningún responsable. 

Con la mirada llena de dolor y sin necesidad de un micrófono, Zamudio ha dado un potente discurso que rápidamente ha despertado la rabia de quienes exigen que se combata la violencia contra las mujeres en México, un país en el que una mujer es asesinada cada dos horas y media en promedio.

“Tengo todo el derecho a quemar y a romper. No le voy a pedir permiso a nadie, porque yo estoy rompiendo por mi hija. Y la que quiera romper, que rompa. Y la que quiera quemar, que queme. Y la que no, que no nos estorbe", dice la madre de la fallecida, en un video que ha sido publicado en varias cuentas de Twitter y Facebook.

“A mí me mataron a mi hija, y no necesito un tambor, ni una colectiva, ni un pinche partido político que me represente. Yo me represento sola, y sin micrófono. Soy una madre que me mataron a mi hija y sí soy una madre empoderada y feminista”, agrega la madre ante la mirada de las protestantes.

Según explicó el administrador del canal de YouTube “Combatimos la tiranía”, el video se grabó en una manifestación por el feminicidio de Ingrid Escamilla, una joven de 25 años que fue desollada y mutilada por su expareja. El plantón se llevó a cabo en las afueras del edificio en el que fue asesinada.

LA MUERTE DE MARÍA DE JESÚS

Hace cuatro años, la Procuraduría de Justicia de Ciudad de México clasificó la muerte de la joven como un asesinato, sin embargo, recién en setiembre del 2019 el crimen fue tomado como un feminicidio. Hasta la fecha todavía no hay ningún detenido por su muerte.

El Gobierno sigue sin elaborar medidas concretas que combatan el índice de feminicidios en el país, en donde un promedio de diez mujeres mueren al día producto de la violencia machista.

El caso de Fátima también remece a las mujeres mexicanas. Con solo siete años, la pequeña fue torturada y asesinada por parte de una pareja.

¿Qué opinas?