El escándalo de las fotos racistas que derriban el perfil progresista del primer ministro de Canadá

La publicación de una serie de imágenes en las que Justin Trudeau, actual primer ministro de Canadá en plena campaña de reelección, incurre en una práctica racista conocida como “blackface” ha hecho añicos el perfil progresista que el político liberal ha cultivado durante año. Esta es la historia del escándalo.

Justin Trudeau: a la izquierda durante una actividad política, a la derecha, en la fiesta en la que se pintó la cara. | Fuente: Composición (AFP/Captura Twitter Time (vía AFP))

La aparición de imágenes consideradas "racistas" del primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, en las que tiene la cara pintada de negro, está haciendo añicos el perfil progresista del político cuando falta un mes para la celebración de elecciones en su país. El escándalo estalló el pasado miércoles, cuando la revista estadounidense Time publicó una fotografía de 2001 en la que Trudeau, entonces un profesor de 29 años en una prestigiosa escuela privada de Vancouver, aparece disfrazado de Aladino con la piel pintada de negro.

En Norteamérica, desde hace décadas, el término "blackface" se utiliza para describir a una persona blanca que se pinta la cara de negro para pretender ser de color, lo cual se considera un insulto racista. Luego de la publicación original, varios medios de comunicación canadienses dieron a conocer otras dos ocasiones en las que Justin Trudeau pintó su cuerpo de negro.  

En una fotografía de Justin Trudeau cuando era un estudiante de secundaria en Montreal, el hijo del ex primer ministro canadiense Pierre Trudeau aparece en una actuación con una peluca y la piel oscurecida interpretando "Day-O", una canción popular jamaicana que popularizó Harry Belafonte a mediados del siglo XX. En otra pequeña secuencia de video al político liberal se le ve con una peluca, la cara pintada de negro, gesticulando con la cara y sonriendo.

Reacciones políticas

El líder del opositor Partido Conservador de Canadá, Andrew Scheer, reconoció al día siguiente durante una rueda de prensa que el video había sido filtrado por su formación política a un medio de comunicación canadiense "para comprobar su veracidad". La misma noche de la publicación de la primera foto, el propio Justin Trudeau reconoció en una conferencia de prensa de emergencia que la imagen era "racista" y que fue un error el disfrazarse para pretender ser una persona de color.

Tras las nuevas revelaciones, Justin Trudeau volvió a pronunciarse al día siguiente y fue incapaz de garantizar que las tres ocasiones ahora conocidas son las únicas en las que se disfrazó de persona de color. Cuestionado cómo no podía recordar ocasiones en las que pretendió ser una persona de color,  dijo que "el hecho es que no entendía lo dañino que es para la gente que viven discriminación cada día". Además, dijo en varias ocasiones que estaba "avergonzado". "Lo que hice, ha hecho daño a gente que no deberían tener que enfrentarse a intolerancia y discriminación por su identidad. Es algo que lamento profundamente", añadió.

Medios canadienses difundieron más imágenes de Justin Trudeau en blackface. | Fuente: West Point Grey Academy

El perfil progresista derruido

La aparición de las polémicas imágenes ha dado un vuelco a la campaña de cara a las elecciones generales que se celebrarán el 21 de octubre. La campaña ya había empezado turbia con la publicación por parte de los liberales de videos que denunciaban a Scheer y varios candidatos conservadores como políticos intolerantes opuestos a los derechos de personas homosexuales y minorías raciales. Pero Justin Trudeau también se enfrentaba a acusaciones de hipocresía y dobles estándares por varios escándalos que han sacudido al líder liberal en los últimos meses.

En julio de 2018 reapareció un artículo de opinión publicado en el año 2000 en un periódico regional que explicaba cómo una periodista local denunció que Justin Trudeau, entonces profesor de colegio, la había tocado de forma inapropiada. Tras la reaparición del artículo, el mandatario canadiense declaró que no había actuado de forma inapropiada, pero que se había disculpado de todas formas con la periodista.

Pero quizás lo que más había dañado hasta ahora la imagen de Justin Trudeau como progresista y feminista fue el escándalo con su ministra de Justicia hasta febrero, Jody Wilson-Raybould. Ella, una mujer de origen indígena, fue sustituida al frente de Justicia después de que se negase a conceder un trato de favor a la mayor constructora del país, SNC-Lavalin, tal y como Trudeau quería. (Con información de EFE)

Video con Trudeau haciendo 'blackface'

¿Qué opinas?