El cuerpo de una joven madre desaparecida hace 15 años es encontrado gracias a un mensaje de Facebook

Una página de Facebook dedicada a informar sobre casos policiales no resueltos recibió una pista clave, que llevó a la Policía de Carolina del Norte a dar con los restos del cuerpo de la camarera de 29 años que dejó cuatro niños en orfandad. 

Deborah Elaine Deans, la joven madre asesinada y Kimberly Hancock, la presunta asesina. | Fuente: Facebook y Policía de Carolina del Norte.

“Fighting Crime News and Who’s Wanted” es una página pública de Facebook que tiene como objetivo ayudar a las personas a encontrar a criminales buscados por la justicia, personas desaparecidas y, además, informar a la población sobre los crímenes que ocurren en varias ciudades de Estados Unidos.

Hasta la bandeja de entrada de esta página, administrada por una mujer que ha preferido mantenerse en el anonimato, llegó información sobre el paradero de Deborah Elaine Deans, una camarera de Carolina del Norte que desapareció cuando tenía 29 años.

De acuerdo con el diario El País, Deans, quien tenía cuatro hijos, fue vista por última vez el 19 de enero del 2004 por la mañana. Fue su madre, quien conversaba con ella varias veces por semana, la que interpuso la denuncia en abril del mismo año. La Policía no logró dar con el paradero de la joven madre, que acababa de salir de prisión poco antes de desaparecer por haber emitido cheques sin fondos.

Fue recién este año que la administradora de la página que “pelea contra el crimen” recibió un mensaje con información que podría ayudar a encontrar el cuerpo de la desaparecida. Al entregar los datos recibidos a los agentes de la Policía, el cuerpo de Deborah Elaine Deans fue encontrado enterrado en el patio trasero de su excuñada, Kimberly Hancock, quien ha sido acusada de homicidio en primer grado.

TODO INICIÓ CON UNA PUBLICACIÓN

Fue el 20 de octubre que la administradora de dicha página, quien se describe a sí misma como “una esposa sin pretensiones”, publicó un post sobre la desaparición de Deans, junto a su fotografía y una breve descripción sobre su físico.

Solo dos días después, recibió un mensaje en el que se detallaba el lugar exacto en el que estaba enterrado el cuerpo de la fallecida. Detalles de cómo fue envuelto y enterrado el cuerpo también fueron incluidos en el mensaje. “La pista demostró ser muy precisa y fiable”, aseguró el sheriff del condado de Nash, Keith Stone, durante una rueda de prensa.

La policía acudió hasta la casa de Kimberly Hancock y encontraron el cuerpo “en una tumba poco profunda envuelta en escombros en el patio trasero”, explicó Stone. Tras un extenso interrogatorio, la excuñada de la víctima fue acusada de homicidio en primer grado, por lo que se encuentra detenida sin posibilidad de salir bajo fianza.

Antes de confesar la verdad, Hancock aseguró que su excuñada había abandonado a sus hijos luego de mantener una discusión con ella. Dos de los pequeños acabaron viviendo con su abuela y los otros permanecieron en un hogar de menores.

La Policía todavía no conoce cuál fue el móvil del asesinato ni quién es la persona que envió el mensaje a la página de Facebook, en el que explicaba un gran número de detalles sobre el crimen. 

 

¿Qué opinas?