Un soo polar y su cría en un zoológico de Dinamarca (referencial) | Fuente: Vía AFP

(Agencia N+1 / María Cervantes). Una comisión con la participación de científicos del Instituto Severtsov de Ecología y Evolución estudió la situación de una pequeña aldea situada en el archipiélago Nóvaya Zemlyá, Rusia, que se encuentra en emergencia debido a que los osos polares salieron a las aldeas. Los científicos concluyeron que la formación tardía de hielo -consecuencia del calentamiento global- impidió que los animales buscaran comida lejos de los humanos y los oblicó a ir hacia el pueblo. Así lo afirma el comunicado del servicio de prensa del Instituto de Ecología y Evolución.

Según lo informado por los medios de comunicación, en el distrito urbano de Nóvaya Zemlyá a partir del 9 de febrero, se presentó una situación de emergencia: las autoridades locales informaron que 52 osos polares estaban en el distrito. Los animales, según las autoridades, hostigaron a la gente, entraron en los patios de las casas y comieron de los vertederos locales.

La culpa es del hielo

La comisión trabajó en Nóvaya Zemlyá del 14 al 21 de febrero, examinando los territorios cerca de las aldeas y los vertederos; y evaluando los hábitats naturales de los osos. En total, la comisión contabilizó hasta 20 osos de ambos sexos: la mitad cazaba focas en el hielo y la segunda mitad estaba cerca de los vertederos. "Todos los individuos observados estaban en buenas condiciones, bien alimentados, sin signos de enfermedad o lesión", dijo el servicio de prensa.

Los especialistas del instituto marcaron a dos machos adultos y le pusieron un collar con un rastreador a la hembra para monitorear su movimiento. Tras esto, concluyeron que los vertederos no son "la causa principal de la presencia de osos polares en la aldea", aunque los retienen durante el proceso de migración natural. "La situación de hielo del año en curso impactó en el estado de la agrupación local, cuando la formación tardía de hielo no permitió que los osos encontraran alimentos lejos del asentamiento", dice el informe.

Los osos abandonaron la aldea y la situación de emergencia se levantó, pero la comisión cree que se debe crear una nueva estructura profesional en Nóvaya Zemlyá para resolver posibles conflictos entre el oso polar y el hombre. El calentamiento global está haciendo que el hielo marino del Ártico disminuya y los osos polares cambien sus hábitos de caza. Por eso, algunos se están acercando a los asentamientos humanos para sobrevivir.

Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, tecnología que suma

¿Qué opinas?