El presidente de Rusia, Vladimir Putin, aprovechó el último fin de semana para pasar unas cortas vacaciones en una reserva natural de Siberia, en una parada en su camino a la ciudad de Kemerovo, donde se reunió este lunes con funcionarios y ejecutivos de compañías energéticas. 

"De camino a Kemerovo, el presidente decidió volar más temprano y pasar el sábado y el domingo en Tuva, en el río Yenisei. Caminó por las montañas y admiró las hermosas vsitas", señaló el portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov.

Las fotografías publicadas por el Kremlin muestran a Putin caminando tranquilamente en medio de los escenarios naturales de la República de Tyva en el sur de Siberia. El mandatario tiene un aspecto relajado y algunas tomas lo captan mirando pensativamente el paisaje. Se le ve vestido con camiseta, gorra y abrigo de aspecto militar y en las imágenes aparece sobre una embarcación en un lago o en un bosque. También se le ve acompañado por algún miembro del Kremlin. 

Peskov, dijo que el líder ruso estaba acompañado por el ministro de Defensa ruso, Sergei Shoigu, el director del Servicio Federal de Seguridad (FSB), Aleksander Bortnikov, y funcionarios locales en la estancia del fin de semana. "Putin caminó por las montañas y disfrutó de la belleza natural", dijo Peskov.

Tyva parece ser un destino favorito para el presidente de Rusia, ya que en años anteriores ha realizado viajes de pesca a la zona. El año pasado pasó tiempo pescando con arpón y haciendo senderismo en la Taiga, el bosque de coníferas que cubre gran parte de las altas latitudes del norte. Este año, sin embargo, no hubo pesca tradicional involucrada, y Peskov explicó que el viaje fue puramente sobre "admirar la belleza de la naturaleza" .

La Reserva Sayano-Shushensky es parte del sistema internacional de reservas de la biosfera de la UNESCO y cuenta con una gran variedad de flora y fauna para que los excursionistas disfruten. El área también alberga más de 100 especies de animales, incluidos el leopardo de las nieves, el alce y el reno.

¿Qué opinas?