La nieve paralizó este domingo Moscú, en Rusiacon un récord histórico de precipitaciones que ha causado un muerto, la caída de cientos de árboles, congestionado el tráfico y obligado a retrasar decenas de vuelos.

"Esta nevada ha traído el mayor número de precipitaciones de toda la historia. El máximo anterior se registró en 1957", informaron los servicios meteorológicos de Moscú.

Se espera que al final del domingo la nieve supere ya los 60 centímetros, el doble de lo habitual para el ecuador del invierno ruso. A ello se suma una brusca caída de las temperaturas, que alcanzarán esta noche los 13 grados bajo cero.

"Lamentablemente, las inclemencias no han pasado sin víctimas. Una persona murió (el sábado) debido a la caída de un árbol. Según los últimos datos, ya hay cinco heridos", dijo Serguéi Sobianin, alcalde de Moscú. También recomendó a los moscovitas, especialmente a los conductores, que tengan mucho cuidado. (Con información de Efe y Afp)

Sepa más: