Kevin Johansen ofrecerá un concierto este 26 de febrero para promocionar su nuevo disco "Algo Ritmos". | Fuente: Difusión

Amar, ese verbo y sentimiento de viejo cuño, cobra nuevos matices en las letras de “Algo Ritmos”, el último disco del argentino-alaskeño Kevin Johansen, que estuvo nominado en los Latin Grammy 2019 a Mejor Canción Alternativa por el tema “Cuentas claras” y Mejor Álbum Cantautor. Amar, por ejemplo, en tiempos de redes sociales —“y de coronavirus”, bromea el cantante— implica un lenguaje y una forma distinta para expresar aquello que parece inexpresable.

A eso apuntan algunos temas de su nuevo disco “Algo Ritmos”, como el “Tú ve”, al que califica un “manifiesto de amor”. Pero también registra un sondeo a temas serios, como la crítica a Donald Trump en “Pobre millonario” donde lo llama hombre solitario, además de un homenaje a géneros (el bossa nova, entre ellos) que, en un declarado “desgenerado”, suena a provocación.

El sello Johansen, por supuesto, no se hace extrañar. “La canción es conjugar sonoridad con sentido en la palabra”, explicó a RPP Noticias. “Eso es lo que a todos los cancionistas nos fascina y logramos cierta poética sin dar cátedra. Es muy aburrido intelectualizar la canción. Surge de una combinación de intelecto y sentimiento que, bien balanceado, tiene buenas chances”, explicó.

De allí que en “Algo Ritmos” estén presentes los juegos de palabras (desde el título, que alude al término algoritmo), la ironía, los tonos milongueros irrumpiendo en medio del eclecticismo musical y la voz hipnótica del autor, fácilmente identificable, capaz de discurrir áspera y relajada hasta en ritmos rapeados.

EL PERÚ DE JOHANSEN

De madre argentina y padre estadounidense, Kevin Johansen nació en Alaska y algo de ese espíritu trotamundos que lo acompaña desde chico se advierte en su música, a la que hace transitar entre géneros e idiomas (español-inglés) en más de una oportunidad.

Fui criado por una madre muy intelectual”, confesó a RPP Noticias. “Ella me dio mucha música latinoamericana y Chabuca Granda estaba dentro del abanico que era escuchar a Mercedes Sosa, Violeta Parra y Atahualpa Yupanqui”, agregó.

Para alguien que aspira a la más absoluta originalidad, a Johansen no le cuesta rendir cuentas sobre sus referentes, signados por el folk norteamericano, The Beatles, el folclore latinoamericano y el tango. “Todo eso te nutre. Uno no se olvida nunca de la primera vez que escuchó hasta un timbre”, indicó.

Con esa memoria para los sonidos que lo rodean, Johansen recordó su relación con los ritmos de nuestro país y reconoció el valor de la música afroperuana y de Los Saicos. “Hay muchas influencias y cosas que he escuchado de la música peruana. Ese crisol de razas que tienen está en su cultura y siempre le viene bien a un país”, aseveró.

Esta relación con el Perú concita más de un motivo para que Kevin Johansen esté de vuelta en Lima. El primero es el concierto que ofrecerá este 26 de febrero en el Gran Teatro Nacional para promocionar “Algo Ritmos”. Y el segundo, como parte de los artistas invitados al espectáculo “A Chabuca en Vivo”, que tendrá lugar en el mismo escenario este 24 y 25 de febrero.

PROYECTOS A LA VISTA

Desde sus inicios en los ochentas con la banda Instrucción Cívica hasta la creación de The Nada, agrupación que lo llevó a la fama a inicios del siglo XXI, la trayectoria de Kevin Johansen no ha sufrido demasiadas pausas.

Su gira de promoción de su nuevo disco, por ejemplo, lo ha llevado por Estados Unidos, Francia, Ecuador, Colombia, entre otros países. Un ritmo de trabajo extenuante que, como a cualquier artista, puede aislarlo, aunque a él le agrade reconocer que eso no le ha ocurrido. “A mí no [me ha sucedido], por suerte. Lo mío es más de culto, popular si se quiere, de otro modo. Uno puede refugiarse en la comodidad. Afortunadamente, tengo cuatro hijos que me mantienen bastante conectado. Estoy rodeado de gente que, si estás hecho un estúpido, te cachetea”, dijo a RPP Noticias.

Pero sus proyectos no se agotan. Y, entre ellos, destaca un nuevo videoclip para su tema “Tú ve”, una presentación en Buenos Aires, en mayo, y más viajes por España, Latinoamérica y otros destinos. No descartó, para alegría de sus seguidores, un reencuentro con el caricaturista Liniers, su amigo cercano. “Volveremos a hacer cosas. Siempre estamos hablando. Siempre dice que extraña los recitales, así que yo también lo extraño a él y en algún momento haremos algún ‘Fin de fiesta’ con él”, finalizó.