Acusadores de Susan Hoefken no declararon ante la justicia, denuncian

El abogado de la empresaria sostuvo que Katherine Seymour, Joe Andreska, Paco Zimmer y Brian Waigner, se negaron a responder el exhorto del juez Donaires.
Foto: ANDINA
Juan Carlos Medina, abogado de la joven Susan Hoefken, aclaró que solicitó que se tomarán las declaraciones de los directivos de la empresa Premier Exhibitions, por presuntamente haber simulado el robo de un pulmón de la exposición "El cuerpo humano, real y fascinante".

Sin embargo, señaló, Katherine Seymour, Joe Andreska, Paco Zimmer y Brian Waigner, se negaron a responder el exhorto que el juez Pedro Donaires les formulo a través de la Dirección de Asuntos Legales de la Cancillería, para determinar su grado de  responsabilidad en este caso.

Medina manifestó que la investigación judicial contra Hoefken se basó únicamente en un correo que Katherine Seymour, jefa de Relaciones Públicas de Premier Exhibitions, envió a otro funcionario señalando su presunta responsabilidad, sin que hasta ahora se haya podido comprobar su acusación.

Indicó que a lo largo de la investigación, el juez Pedro Donaires les solicitó explicar por qué no entregaron los videos de las cámaras de seguridad, que ayudaría a determinar quién sustrajo el pulmón de la exhibición.

Asimismo la defensa de Susan Hoefken expresó su preocupación por la decisión de cambiar al juez Pedro Donaires, titular del Juzgado Mixto de la Molina-Cieneguilla, de este caso, pese a que realizó toda la investigación

Medina recordó que Katherine Seymour y Brian Waigner, relacionista pública y abogado de Premier respectivamente, afrontan procesos judiciales en los Estados Unidos por fraude y falsificación de documentos en relación a la misma exhibición que tuvo lugar en nuestro país.

La prensa norteamericana descubrió que los cuerpos exhibidos no eran donados por una institución médica china como afirmaban los funcionarios de Premier, sino que se trataba de cuerpos de prisioneros chinos ejecutados y vendidos luego en el mercado negro a 200 dólares cada uno.

Por Ricardo Gómez