RPP/ Referencial

El arqueólogo Walter Tosso Morales denunció ante el Ministerio de Cultura el daño de cinco hectáreas de la zona arqueológica de Pisquillo, ubicada en el distrito de Aucallama, provincia limeña de Huaral.

De acuerdo al arqueólogo, la afectación se debe al constante tránsito de maquinaria pesada destinada para trabajar los campos agrícolas cercanos al proyecto.

Los daños se registran en las paredes del palacio ceremonial y otras estructuras funerarias hechas de adobe.

Por ello, Tosso Morales invocó a las autoridades de Huaral a tomar las acciones correspondientes para que se respalde la protección de manera integral de la ciudadela inca.

Lea más noticias de la región Lima