RPP/Henry Urpeque Neciosup

El alcalde provincial de Chiclayo (Lambayeque), David Cornejo Chinguel, habló fuerte luego que la regidora Liliana Barrantes Piscoya anunciara que abandonaría las filas de Alianza Para el Progreso (APP), por discrepancias con los regidores del oficialismo.

Fiel a su estilo, el burgomaestre dijo que la concejal se dejó arrastrar por corrientes de opinión que buscan mellar la institucionalidad del municipio. “Nosotros la convocamos de buena fe, de corazón, de buen ánimo. Ahora pedimos a la regidora que tenga corazón y no se deje arrastrar por corrientes de opinión contrarias a la gestión. Ella es una persona honorable, una sufrida madre de familia, una digna mujer, no la califico como lideresa, pero sí como una buena interventora en el sistema comunitario”, indicó.

Cornejo Chinguel lamentó que Barrantes haya expresado su “asco” por los regidores de APP, pues cuando él la convocó no lo tuvo. “nosotros no tuvimos asco en defenderla el año pasado, cuando había una campaña virulenta y oprobiosa que pretendía vincularla con los limpios de la corrupción (…) las puertas están abiertas en APP”, señaló. 

La autoridad edil defendió a sus regidores de oficialismo y dijo que la sesión de concejo no fue un escándalo, porque se arribaron a buenos acuerdos.

Lea más noticias de la región Lambayeque