RPP/Henry Urpeque Neciosup

Un acto de solidaridad de los familiares de una donante cadavérica, una niña de 14 años fallecida por muerte cerebral, permitió salvar la vida de dos personas a quienes se les realizó con éxito el trasplante de riñones en el Hospital Almanzor Aguinaga Asenjo de EsSalud de la ciudad de Chiclayo, región Lambayeque.

La delicada intervención quirúrgica duró 10 horas y fue aplicada a dos pacientes que desde hace dos años se encontraban en lista de espera y sobrevivían con sesiones de diálisis al padecer insuficiencia real crónica terminal.

El equipo de profesionales del área de nefrología, liderada por el doctor Pedro Pairazaman Sifuente, realizó un excelente trabajo para devolverle la vida a los pacientes asegurados Luzmith del Socorro Novoa Esquén (41) y Rodolfo Escalante Vílchez (46), naturales de Lambayeque y Trujillo, respectivamente.

“Es impresionante lo que puede hacer un donante cadavérico, donar es dar vida, eso está claro, por eso debemos sensibilizar más a la población porque la lista en espera es larga”, indicó el especialista.

Ambos pacientes con riñones nuevos y totalmente restablecidos agradecieron a Dios y al equipo de profesionales del hospital por el gran trabajo que realizaron.

Lea más noticias de la región Lambayeque