Defensoría del Pueblo pide mayor distribución de medicinas en farmacias públicas contra la COVID-19

Eugenia Fernán, primera adjunta de la Defensoria, apuntó que mediante un oficio enviado al ministro de Salud se ha solicitado que la medicina de primera necesidad para contrarrestar efectos del coronavirus sea repartida en farmacias públicas. 

Actualidad
Eugenia Ferrán, primera adjunta de la Defensoría.
00:00
La Defensoría ve como algo necesario que las farmacias del estado sean las encargas de distribuir medicina necesaria para lidiar con el coronavirus.
La Defensoría ve como algo necesario que las farmacias del estado sean las encargas de distribuir medicina necesaria para lidiar con el coronavirus. | Fuente: Andina

La Defensoría del Pueblo informó este jueves que ha enviado un oficio al ministro de Salud en donde solicita que la medicina de primera necesidad usada para contrarrestar los efectos del coronavirus como paracetamol y azitromicina también sea distribuida en farmacias del estado.

Eugenia Ferrán Zegarra, primera adjunta de la Defensoría, señaló en RPP Noticias que ve muy grave la falta de acceso a estos medicamentos, luego de que se constatara que en farmacias privadas, estas estén con sobreprecio. “Lo importante es que el Ministerio de Salud, a través de las farmacias que están operando en establecimientos de salud a nivel nacional, puedan ser expendidos y distribuidas a diferentes regiones”, expresó.

Ferrán apuntó que el Ministerio cuenta con un presupuesto que está destinado a “contrarrestar los efectos del COVID-19” mediante la compra de medicamentos. “La Defensoría está recomendando que haciéndose que comprando medicinas y distribuyéndose a nivel nacional estás deberían de llegar a las casas”, señaló.

La adjunta precisó que en el comunicado que le ha hecho llegar al ministro Víctor Zamora para que considere la distribución a nivel nacional de estos medicamentos. “La desconcentración de entregas de medicamentos es esencial”, acotó.

Problemáticas en farmacias privadas 

Las farmacias Inkafarma y Mifarma, del grupo Intercorp, se pronunciaron la noche de este miércoles respecto de los operativos que realizaron la Policía, el Ministerio Público y diversas autoridades municipales en sus locales ante un presunto acaparamiento de medicamentos durante la emergencia sanitaria que vive el país por la COVID-19.

Mediante un comunicado ambas empresas indicaron que en total 118 de sus locales en 6 regiones del país fueron intervenidos y que, pese al cierre de 18 de sus establecimientos, no se encontró indicio de acaparamiento ni sobreprecios ni especulación. En esa línea, negaron que estén cometiendo algún delito.

Negamos rotundamente que en los establecimientos de nuestras cadenas se estén realizando prácticas abusivas ni delito alguno, como bien han podido comprobar las autoridades de los 118 operativos llevados a cabo hoy”, sostuvieron.