Domingo sin autos: ¿Podría ser este el inicio de una movilidad sostenible en el país?

Para prevenir el contagio de la Covid-19 muchas cosas han cambiado en nuestras ciudades. El domingo sin autos, que promueve el uso de bicicleta y espacios públicos abiertos y seguros, es una de ellas. Especialistas comentan los beneficios de esta medida y evalúan si debería ser permanente.  

Ciclistas aprovechan el cierre de la costa verde durante la pandemia por la Covid-19.
Ciclistas aprovechan el cierre de la costa verde durante la pandemia por la Covid-19. | Fuente: Andina

La pandemia por la Covid-19 sigue cambiando nuestro día a día. La segunda ola ha comenzado en nuestro país y, con ello, el Ejecutivo ha establecido nuevas medidas restrictivas para prevenir el contagio. Una de ellas es que los domingos no se puede usar auto en la mayoría de las regiones del Perú.

Pero esta iniciativa de prohibir el uso de autos particulares estos días se viene implementando desde hace algunos meses en diversas zonas de la ciudad. Por ejemplo, la Municipalidad de Lima restringió el uso de vehículos en ciertas avenidas – como la Costa Verde –. Así, busca habilitar espacios en distintos puntos de la capital para actividades recreativas y saludables y fomentar el uso de espacios públicos seguros.

Mejora la calidad de aire en las ciudades 

Ismael Sutta, director ejecutivo de Promovilidad del Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC) aseguró que lo positivo de esta pandemia es que las personas han replanteado su forma de moverse y trasladarse de un lado a otro de la ciudad.

Los medios de transporte tradicionales – como autos o buses – son la principal fuente de contaminación de aire en nuestras ciudades. Durante la pandemia, muchas personas han optado por no usarlos y usar bicicleta o caminar. “Pensando en el tema de la seguridad de uno mismo, se aporta al medio ambiente”, explicó el especialista. 

Más espacios públicos en un país donde son limitados

Otro beneficio de los domingos sin autos es que genera espacios públicos seguros donde familias disfrutan de caminar, montar bicicleta o pasar el rato, indicó Zoé Sandoval, ciclista y representante del colectivo Actibícimo. 

“En una pandemia es donde más se necesita espacios públicos y, sobre todo, en una ciudad como Lima que tiene tan baja calidad de estos”, explicó. Además, agregó que la pandemia lo que ha hecho es evidenciar la importancia de (tener) espacios abiertos, y una vez que pase los ciudadanos seguiremos necesitando estos espacios”.

Costa verde con uso exclusivo de bicicletas y peatones.
Costa verde con uso exclusivo de bicicletas y peatones. | Fuente: Andina

Posibilidades para el domingo sin autos a futuro

Actualmente está prohibido el uso total de vehículos particulares los domingos en regiones de nivel de alerta alto y muy alto. Lima tiene prohibido el uso de autos particulares, pero las personas sí pueden circular por la vía pública. Es decir, actualmente los domingos sin autos están funcionando y en toda la ciudad.

Sin embargo, una vez que comencemos la “nueva convivencia” sin pandemia, los especialistas aseguran los domingos sin autos deberían quedarse. Una propuesta es que se cierren algunas avenidas principales estos días y otra es que se cierren, pero con horarios

César Simborth, Director General de Accesibilidad y Desarrollo Tecnológico del Ministerio de Vivienda, sostuvo que están trabajando para hacer un plan que conecte diversas vías activas, es decir donde no transiten autos. Estas serían entre el Damero de Pizarro (en el centro de Lima), la zona monumental del Callao y la zona de playas de Lima entre Chorrillos, Miraflores, San Miguel, etc. “Esto para crear una suerte de triángulo metropolitano de vías activas que conecte tres grandes zonas de la ciudad con áreas de bastante atractivo que promuevan el uso de bicicleta y la recreación”, dijo.

Por último, el MTC señaló que esta iniciativa no se está dando solo en la ciudad de Lima, si no también en otras ciudades del Perú como Cusco – donde ya se han implementado vías solo para bicicleta los domingos. Los gobiernos locales y municipalidades provinciales son los que tienen que fomentar estas actividades y los ciudadanos adoptarlas para poder construir una ciudad con un futuro sostenible.