Decenas de personas le dieron el último adiós a Victorio Perlacio, fallecido el pasado viernes por la explosión de una mina antitanque en la frontera con Chile.

La viuda Alicia Ramos Osco y sus dos menores hijos, recibieron las muestras de solidaridad de parte de los familiares y amigos, quienes destacaron la vocación trabajadora de Victorio.

Mario Ramos, cuñado de la víctima, pronunció un emotivo discurso durante el funeral, en el que no faltaron los pedidos de justicia.

Ramos aseguró que no descansará hasta dar con la persona que contrató a su cuñado para que vaya a la frontera. Asimismo, agradeció al cónsul del Perú en Arica, Italo Acha, y al gobernador del distrito del Alto de la Alianza, Saturnino Condor, por su "constante apoyo".