El 12 por ciento de familias trujillanas ya participa de la segregación de basura lo que ha permitido obtener grandes beneficios para nuestro medio ambiente y alargar la vida útil del botadero municipal.

El subgerente de tratamiento y disposición final del Servicio de Gestión Ambiental de Trujillo, Gino Tiznado, indicó que esto significa que ahora más personas pueden separar los residuos orgánicos de los inorgánicos gracias al programa denominado Segregación en la Fuente y Recolección Selectiva de Residuos Sólidos.

Los beneficios de lograr que cada vez más familias se sumen a este programa es que se reduce el impacto ambiental y todos esos residuos que antes iban al botadero municipal ahora son reusados  lo que permite que con el tiempo se alargue su vida útil.

Esta experiencia ha permitido que incluso estudiantes de universidades de diversas partes del país lleguen a Trujillo para conocer sobre el manejo integral de residuos sólidos municipales que se realiza en esta ciudad.

Lea más noticias de la región La Libertad