El nuevo jefe de la Región Policial Nororiente, general PNP Clubber Aliaga Lodtman, llegó a la ciudad de Chiclayo (Lambayeque) y pasó revista a su comando.

En sus primeras declaraciones a la prensa prometió pacificar Chiclayo y devolverle a la ciudadanía la confianza en su policía.

Luego de la ceremonia oficial de presentación con todo el personal subalterno, el oficial se reunió con todos los comisarios y jefes de unidades especializadas para indicarles las nuevas directivas del comando para la lucha contra la delincuencia y el crimen organizado.

“Vengo a trabajar con todo entusiasmo, a poder recuperar la confianza de la ciudadanía con trabajo, el comando quiere que potenciemos el trabajo en esta zona y vamos  innovar estrategias de trabajo y esfuerzos para pacificar la ciudad”, indicó.

Aliaga Lodtman dijo que para lograr esto, habrá cambios sustanciales en unidades operativas que permitan trabajar con un ritmo distinto.

“Antes de mi venida, deje una lista de oficiales muy buenos de intachable trayectoria, que vendrán dentro de diez días, con ellos trabajaremos de la mano para vencer a la delincuencia”, acotó.

Caso Linares

El jefe policial no pasó desapercibido el suceso del coronel Linares y dijo que es un tema aislado que no debe manchar la honra de la policía.

“En toda la policía hay buenos oficiales y subalternos, los policías somos profesionales como todos con errores, lo importante es que en la institución no exista corrupción, siempre hay una manzana podrida que trata de corromper al resto, pero nos encargamos de separarlo de la institución”, enfatizó.

Clubber Aliaga reemplaza al generla PNP Eleuterio Díaz Pérez, quien fue rotado tras el escandaloso tema del coronel Jorge Linares Ripalda.

Lea más noticias de la región Lambayeque