Sunarp inscribe Asociación de Criadores de Alpacas en distrito huancavelicano de Yauli
Sunarp inscribe Asociación de Criadores de Alpacas en distrito huancavelicano de Yauli | Fuente: Foto referencial: Andina

Un total de 52 criadores de alpacas y llamas que integran la organización “Sociedad Peruana de Criadores de Alpacas y Llamas” lograron su inscripción como asociación en el Registro de Personas Jurídicas que administra la Sunarp. La finalidad de esta asociación es, entre otras, promover la exportación de productos provenientes de la actividad pecuaria de camélidos para ofrecerlos en los mercados local, nacional y extranjero.

Esta inscripción se realizó en el marco de la Expoferia Registral que realizó la Sunarp entre el 16 y 17 de setiembre en el distrito huancavelicano de Yauli, ubicado a los 3 385 msnm y en donde se brindó orientación y atención en quechua al público usuario.

En sus palabras a los participantes el titular de la Sunarp, Luis Ernesto Longaray, dijo que “la Expoferia registral es una programa de inclusión registral que la Sunarp realiza para que los ciudadanos tomen conocimiento de nuestras actividades y cómo es que la inscripción registral favorece a todo el colectivo, a todos los ciudadanos”.

“Además, la Expoferia es una actividad multisectorial ya que aquí nos acompañan Foncodes, Senati, el Fondo Mivivienda, la Cámara de Comercio, Sunat, las notarías, la Dirección Regional de Trabajo y Promoción del Empleo, Reniec, el Centro de Emergencia Mujer, Policía Nacional, Conadis, Cofopri, entre otras instituciones. La idea es que todos ellos hagan saber a ustedes respecto de los servicios públicos que brindan a la colectividad”, agregó.

Longaray resaltó que “esta es una de las pocas ocasiones en que la Expoferia es multicultural ya que se realiza en dos lenguas, castellano y quechua”.

“Recordemos que la seguridad jurídica la conseguimos a través de dos actividades: la primera es la inscripción registral, a la que se llega a través de la calificación que realizan los funcionarios de Sunarp; y la segunda es la de brindar publicidad respecto de los derechos que se generan con la inscripción de los títulos. Es importantísima la función que realiza la Sunarp”, incidió.

Ya conformados como asociación estos productores de fibra de alpaca tendrán una serie de beneficios como el de contribuir a la reactivación del comercio regional y a la recuperación económica y social de nuestro país dada la actual coyuntura generada por la pandemia.

Otros beneficios

Entre los múltiples beneficios que adquieren este tipo de asociaciones cuando se formalizan, es que tienen mayor credibilidad y presencia en el mercado, debido a que las personas prefieren hacer negocios con empresas constituidas formalmente por una percepción de permanencia en el tiempo.

Asimismo, tienen fácil acceso a productos bancarios y créditos especiales, ya que las instituciones financieras siempre esperan que las empresas estén constituidas como personas jurídicas, de esta manera hay mayor facilidad para acceder a sus productos crediticios.

En este orden de ideas, -como persona jurídica debidamente constituida e inscrita en los Registros Públicos- podrán recibir el apoyo de la Comisión de Promoción del Perú para la Exportación y el Turismo (PROMPERÚ) ya que es el organismo gubernamental competente para formular, aprobar, ejecutar y evaluar las estrategias y planes de promoción de bienes y servicios exportables, así como de turismo interno y receptivo, promoviendo y difundiendo la imagen de nuestras provincias y del Perú en materia turística y de exportaciones, de conformidad con las políticas, estrategias y objetivos trazados por nuestros gobiernos regionales y central.

Pobladores favorecidos

Para los hombres y mujeres, y también familias de Yauli, pertenecer a esta flamante asociación conlleva a una serie de ventajas como promover el impulso del desarrollo económico y social en una forma armónica, equitativa y en equilibrio con la naturaleza y el medio ambiente para alcanzar el bienestar de sus socios y la comunidad, así como promover la comercialización, capacitación, asistencia técnica integral y valor agregado de los productos pecuarios, entre otros.

Carlos Bendezú Monrroy, el presidente de la asociación, nos cuenta que la crianza de alpacas es una actividad que congrega a todos los integrantes de las familias de las seis comunidades. “Incluso algunos de nuestros abuelitos obtienen algo de dinero participando de nuestras actividades y así mejoran su economía”, cuenta.

Bendezú Monrroy agrega que “al tener ya una personería jurídica nuestra meta es lograr captar más criadores de alpacas para seguir creciendo, mejorar nuestra oferta y así pensar en exportar. Aspiramos a llegar a 200 ‘alpaqueros’ para luego capacitarnos y realizar un mejor trabajo. Gracias a nuestra inscripción en Registros Públicos podemos ahora recibir créditos y donaciones que nos permitan afrontar nuestros principales problemas: la alimentación de las alpacas, el abastecimiento de agua y el combate al friaje”.

“Somos 500 personas que manejamos alrededor de 3 mil cabezas de alpacas cuya fibra es comercializada principalmente con empresas de Arequipa. La producción anual de fibra de alpaca de quienes integran esta asociación es de 200 libras en promedio, por cada criador”, puntualizó.