Tres fosas comunes con 48 cadáveres, probable reflejo de la cruel barbarie ocurrida en las épocas del terrorismo, fueron halladas en la zona de Unión Alto Saniveri de Pangoa, distrito de Pangoa, en la provincia de Satipo, región Junín.

El hallazgo se produjo este 25 de junio durante el cateo desarrollado por parte del Ministerio Público de la mano de los forenses Johnny Curi García y Silvia Vera Curiate.

El escenario de la cruel masacre habría sido el lugar denominado Marín Pañash, en la antigua comunidad de Unión Alto Saniveni, actualmente llamado “Panteón”.

Según la historia, en febrero del año 1991, aproximadamente a las 10 horas, más de 150 terroristas irrumpieron la tranquilidad de los comuneros enfrentándose y asesinando a sangre fría a Máximo Chanqueti Antonio, teniente gobernador del pueblo y a toda su familia.

Otro de los escenarios fue el lugar de Monte Vanti, donde Manuel Chiricente Mahuanca y toda su familia conformada por la mamá, hijos y yerno, fueron asesinados salvajemente y quemados vivos.

Los autoridades de esta comunidad asháninca y los familiares de los desaparecidos claman justicia al Gobierno Nacional para que puedan ser atendidos con reparaciones individuales.

Entre estas, con proyectos de agua y desagüe, mejoramiento de carreteras, locales educativos, posta de salud y sobre todo que sus seres queridos muertos a manos del terrorismo sean exhumados para alcanzar una sepultura digna.  

Lea más noticias de la región Junín