La asociación civil Derecho, Ambiente y Recursos Naturales (DAR) pidió al Gobierno peruano garantizar el respeto de los derechos de los pueblos indígenas en la Amazonía, tras un nuevo derrame de crudo del Oleoducto Norperuano que se ha extendido en el río Cuninico.

El Organismo de Evaluación y Fiscalización Ambiental (OEFA) ha supervisado tres derrames del Oleoducto Norperuano en lo que va de septiembre, incluido el que afecta el río Cuninico, y el anterior se produjo en el kilómetro 177 del ducto, afectando los territorios de las comunidades nativas Shoroya Nuevo y Musha Kandaschi, en el pueblo Chapra–Morona.

"Teniendo en cuenta la labor de vigilancia y defensa ambiental de la Amazonía que cumplen los pueblos indígenas, el Estado debe garantizar el respeto de sus derechos frente a impactos de las actividades extractivas como los derrames petroleros", aseguró Vanessa Cueto, vicepresidenta de DAR.

Según Cueto, "el Estado continúa teniendo como gran pendiente la mejora en la gestión y mantenimiento del Oleoducto Norperuano, pero su rol frente a los derrames no se agota en ello".

Añadió que el Estado peruano debe asegurar que la empresa realice "la correcta remediación ambiental y revisar los procedimientos para evaluar el daño social y que las poblaciones puedan ser compensadas".

Un comunicado de DAR recordó que, entre el 2000 y 2019, se han registrado 474 derrames de petróleo en los lotes petroleros de la Amazonía y el Oleoducto Norperuano debido a la corrosión de los ductos y fallas operativas, en el 65 % de los casos.

Por su parte, el presidente de la Organización de Pueblos Indígenas del Oriente (ORPIO), Beltrán Sandi, se quejó de que estos incidentes no son nuevos y que, en la práctica, "están condenándonos a extinguirnos con tantos derrames".

"Exigimos la presencia inmediata del Estado y sus autoridades para que se identifiquen responsables y se aseguren acciones para la remediación de daños y el acceso a agua limpia de los hermanos afectados", expresó Sandi.

Magnitud del derrame es incierto

Aún se desconoce la magnitud del accidente, ubicado en el distrito de Urarinas, en la región Loreto, pero se sabe que sucedió a la altura del kilómetro 41 del tramo I del Oleoducto Norperuano, un punto cercano al territorio de la comunidad nativa de Cuninico.

"La supervisión que realiza el OEFA permitirá determinar las causas de la emergencia ambiental, la responsabilidad de los hechos y el impacto generado. Además, se verificará la implementación de las acciones de primera respuesta y la activación del Plan de Contingencia por parte de Petroperú S.A., que involucra las acciones de contención y limpieza de la zona afectada", señaló el organismo adscrito al Ministerio del Ambiente en su página web.

La Defensoría del Pueblo también informó el viernes del vertido, que fue notificado por su oficina en Loreto, junto al Ministerio Público y los líderes indígenas de comunidades nativas, y pidió que las autoridades pertinentes y la compañía se hagan cargo de lo ocurrido.

"Urge que Petroperú adopte acciones para limpiar las zonas afectadas y evitar que el petróleo continúe desplazándose a lo largo del río", remarcó la Defensoría en un comunicado.

Subrayó, además, que en enero pasado se produjo otro derrame en el kilómetro 59 del mismo oleoducto y que la situación lejos de solucionarse, "se ha agravado", de acuerdo a lo reportado por la comunidad nativa Nueva Alianza.

Por su parte, Petroperú afirmó en un comunicado que "un equipo de respuesta de emergencias, integrado por personal propio y de contratistas, se desplaza a la zona para las primeras acciones de contención", de acuerdo a su plan de contingencias.

La petrolera estatal aseguró que el bombeo por el tramo I del oleoducto se encuentra paralizado desde febrero pasado, debido a la atención que se está brindando a las contingencias ambientales presentadas en los últimos meses.

(EFE)

 

 Río Marañón se encuentra contaminado por un derrame de petróleo.
Río Marañón se encuentra contaminado por un derrame de petróleo. | Fuente: Difusión | Fotógrafo: Cesar Mozombite