Marcha Nacional
El Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables investigará las denuncias la violencia sexual cometida en el marco de las protestas. | Fuente: AFP | Fotógrafo: ERNESTO BENAVIDES

El Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables condenó el abuso de autoridad y la violencia sexual contra las manifestantes que asistieron a la segunda marcha nacional, donde fueron detenidas por parte de los agentes policiales.

A través de un comunicado, desaprobaron la “represión policial” que resultó en dos muertos, un centenar de heridos y más de 20 desaparecidos (según las cifras más actualizadas).

En el caso de mujeres detenidas, están absolutamente prohibidos los actos de violencia (violaciones sexuales, desnudez forzada, tocamientos indebidos y otras formas de violencia). Estos actos pueden constituir, incluso, actos de tortura, como ya ha sido estipulado por la Corte Interamericana de Derechos Humanos en los casos Espinoza González y del Penal Castro Castro”, expresó la cartera del MIMP.

En ese sentido, el Ministerio de la Mujer –cuya líder Patricia Teullet renunció anoche– aseguró que “ninguna autoridad puede cometer actores que vulneren la libertad sexual de las mujeres detenidas”, luego de que la Coordinadora de Derechos Humanos reportara un caso de violencia sexual durante la madrugada de hoy 15 de noviembre.

“Dichas acciones son una clara vulneración de derechos y, además, configuran delitos que merecen una investigación y sanción penal”, indicó en su mensaje y afirmó que tomarán acciones:

Investigar, en el plazo inmediato, las denuncias de abuso de autoridad, así como la violencia contra las personas manifestantes, en particular, la violencia sexual cometida contra las mujeres que ejercía su derecho a la protesta y que, por ello, fueron detenidas”.

Además, instaron la rápida ejecución de los protocolos de búsqueda de los ciudadanos desaparecidos y las alertas de emergencia frente a la violencia producida en las movilizaciones que se dirigían al Congreso de la República en medio de la crisis política y social a raíz de la asunción presidencial de Manuel Merino, quien renunció este domingo.