Henry Urpeque

Más de 200 parques de la ciudad de Chiclayo (Lambayeque) están abandonados y se han convertido en fumaderos y urinarios públicos, por falta de atención de los vecinos y el municipio, reveló la subgerente de Ornato de la comuna edil, Gladys Fenco Escajadillo.

La funcionaria detalló que de los 320 parques que existen en toda la ciudad, solo 120 son atendidos por el municipio, esto debido a la falta de personal para realizar el mantenimiento, regado y sembrado de plantas.

“Es cierto nosotros cobramos impuestos, pero también es obligación de los vecinos cuidarlos, no hay mucho personal, pero es lamentable que estén siendo guarida de delincuentes”, dijo Fenco.

Indicó que la mayoría de estos parques abandonados están ubicados en las zonas periféricas y para la entidad edil es muy costoso brindarles constante mantenimiento, por lo que invocó a los vecinos mayor atención a estos lugares que son los pulmones de la ciudad.

Lea más noticias de la región Lambayeque