Después de dos días de búsqueda, la mañana de hoy (domingo) fue hallado el cuerpo de Wilder Arroyo Robles, quien junto a su enamorada se ahogó en el río Piura, este último fin de semana, convirtiéndose así en las primeras víctimas del río Piura.

El cadáver, que fue ubicado a inmediaciones del caserío Miraflores, fue trasladado a la Morgue Central de Piura, a donde acudieron sus familiares. La madre del joven, Ana María Robles, lamentó la pérdida de su hijo y aseguró que tras salir de casa, él le dijo que regresaría pronto.

“Él se fue despidiéndose de mí como todos los días y se encomendaba a Dios, me dijo mamita ya regreso, me voy a la universidad, volveré pronto”, aseguró la angustiada madre.

Asimismo, exhortó a las autoridades a poner señalización que indiquen cuales son las zonas peligrosas, a fin de evitar más muertes en la zona.

“Lamento la pérdida de mi hijo y por amor de Dios que las autoridades se movilicen a hacer algo en ese lugar para que no ocurran más muertes”, indicó.

Los familiares del Wilder Arroyo Robles confirmaron que el joven intentó salvar a su enamorada; sin embargo, no tuvo éxito y ambos desaparecieron en el río. “Mi hijo se ha lanzado a salvar a la joven pero un remolino lo ha jalado”, relató la madre.

En tanto, el cuerpo de a otra víctima, identificada como Mónica Maza Carrillo, estudiante de la UNP, fue recuperado ayer (sábado) al medio día. Los familiares se apersonaron a la Morgue Central de Piura y evitaron dar declaraciones a la prensa.

Como se recuerda, el último viernes los dos jóvenes universitarios perecieron en las aguas del río Piura mientras se refrescaban por el intenso calor luego de salir de clases.

Lea más noticias de la región de Piura