Referencial

El Juzgado Colegiado Supraprovincial de San Román (Puno) sentenció a 30 años de cárcel y al pago de una reparación civil de 70 mil soles a Jovana Añamuro Blanco y Gladis Miranda Machaca al haber sido halladas culpables de la muerte de la vendedora de golosinas Virginia Roque Choque.

Dicha sentencia fue apelada por los familiares de la víctima, quienes exigieron cadena perpetua por haber torturado y haber metido en un costal el cuerpo de su víctima.

Las mujeres fueron internadas en el penal de mujeres de la provincia de Lampa.

Lea más noticias de la región Puno