Con el apoyo de:

¿Qué características tiene la ciudadanía digital peruana?

Jesús Véliz, editor de tecnología de RPP, explicó la dificultad de hablar de una ciudadanía digital peruana dada la brecha tecnológica y un gobierno con pocos trámites digitales.

Un estudio de Olatics del año 2017 señaló que el 50% de peruanos no accede a internet porque no sabe cómo usarlo.

Durante el aislamiento social obligatorio por la Covid-19, la tecnología ha sido un factor importante para las personas que necesitan trabajar o estudiar de manera remota, entre otras actividades.

En los últimos años, diversos aspectos de la tecnología han sido estudiados, como la “ciudadanía digital”. Jesús Véliz, editor de tecnología de RPP, explicó que en el Perú todavía queda mucho por avanzar para crear esta ciudadanía digital.

Esta se entiende como la posibilidad de relacionarse con la sociedad utilizando las tecnologías de la información en su máximo potencial. Veliz mencionó que también implica que un ciudadano se reconozca como parte de la ciudadanía digital y sepa sus derechos y deberes.

Contexto peruano

En el Perú existe una brecha digital que involucra la falta de infraestructura y la falta de alfabetización sobre las nuevas tecnologías. Un estudio de Olatics del año 2017 señaló que el 50% de peruanos no accede a internet porque no sabe cómo usarlo. Por otro lado, el INEI indica que solo el 39,3% de hogares tiene acceso a internet y en la zona rural esto disminuye a 4,8%.

Fuera de la brecha en sí, Véliz mencionó otro problema. Explicó que en el Perú se evita innovar en tecnología porque se piensa que si todo el país no tiene acceso, es mejor no hacerlo. “Esa es una condición que siempre tenemos en el Perú: que si no todos pueden, no se hace. Siempre hay esa postergación innata, que si un proyecto no está disponible para todos, ese proyecto no se inicia”, dijo.

Agregó que: “no necesariamente tenemos que pensar así. Podemos pensar al revés y pensar que quienes tengan puedan empezar a acceder y los que quieran hacerlo puedan también intentarlo. Es un freno al avance y eso está ocurriendo en temas de innovación en educación, con el tema de las fintec [empresas que ofrecen productos financiero usando la tecnología], de start ups, de todo tipo de incentivo digital”

Además, explica que no se puede hablar de una ciudadanía digital peruana cuando “un ciudadano no puede ser considerado digital si todos sus trámites los hace de manera analógica. Tenemos que también ser competentes como aparato estatal para brindar una plataforma digital que pueda ser equivalente a lo que realmente necesitamos”. 

Una ciudadanía digital responsable

Según mencionó Véliz es importante que haya una educación en cuanto al uso de las redes sociales y la tecnología. Aseguró que el tema del anonimato debe ser usado para proteger a las personas, pero esta definición está trastocada y muchos usuarios los usan para salir impunes de ciertas acciones.

“Ahora el anonimato es algo que muchas personas toman para insultar gratuitamente y no vinculamos a la persona que está detrás del teclado con la responsabilidad de las palabras que está emitiendo”, indicó.

Por otro lado, explicó que es necesario que las personas tengan las mismas responsabilidades en el entorno digital que en su vida real física. “Uno es parte de una vida real, una vida social y una digital y que en las tres debe ejercer lo mismo e identificarse con los mismos criterios y responsabilidades que la ley demanda”, dijo. 

Responsabilidad en tiempos de Covid-19

En este contexto es importante ser responsables con la información, sobre todo en redes sociales donde tienen un alto índice de reproducción. Véliz aseguró que todavía existe mucha gente mal intencionada que comparte desinformación y este es un gran problema.

Sin embargo, durante el Estado de Emergencia, dijo que él ha podido ver una conducta más responsable. “Creo que hoy los ciudadanos hemos entendido que no podemos darle tanta licencia y margen de beneficio a la desinformación. Eso es parte de la responsabilidad también”, mencionó.

Comentó que ciertas acciones como bajar el uso de nuestro internet para que la red no se sature, buscar información de fuentes oficiales, publicar y demandar alguna persona que no cumple con la cuarentena han sido formas de ser responsable en el mundo digital. “Le estamos dando forma a un activismo distinto que es participativo y sincero donde la gente con su nombre identifica los problemas que ve”, agregó.


¿Qué opinas?