Para evitar que la presencia del Molo construido en el Puerto de Salaverry, siga desapareciendo en los principales balnearios de Trujillo, como Las Delicias, Buenos Aires y ahora Huanchaco porque desde su construcción tiene retenido unos 90 millones de metros cúbicos de arena, los pobladores de dichos balnearios se unen para reclamar sus derechos.

El biólogo de profesión, e integrante del Movimiento Ambiental Regional, Carlos Bocanegra, dijo que desde que el molo de Salaverry, que al 2004 alcanzo los mil 50 de metros de longitud; desde esa época, Huanchaco empezó a ser víctima de dicha construcción desapareciendo poco a poco sus playas como lo que sucede con el Boquerón.

“Esperamos que con la unión de todos los pobladores afectados de los Tres balnearios, el gobierno central ponga interés en esta problemática donde cientos de personas se ven amenazadas con el avance del mar”, dijo Bocanegra que junto con otros integrantes recorrió las orillas de huanchaco para sensibilizar a población.

Lea más noticias de la región La Libertad