El presidente del Programa Juntos, Iván Hidalgo, informó que 470 mil personas de extrema pobreza se encuentran bancarizadas, ya que reciben los incentivos monetarios condicionados de 200 nuevos soles bimestrales a través del Banco de la Nación.

Hidalgo explicó que el Programa Juntos facilita el acceso y uso de los servicios en salud, nutrición, educación e identidad a las familias más vulnerables de las zonas rurales altoandinas y de la Selva.

Indicó que las 470 mil personas adscritas al Programa Social de extrema pobreza han obtenido experiencia en el manejo de una cuenta de ahorros.

“Esta cifra representa alrededor de un 30% de los cuenta-ahorristas del Banco de la Nación, uno de los 4 bancos más grandes del país”, anotó.

Fue durante la video conferencia sobre los “Sistemas de Pago en los Programas de Transferencias Condicionadas en América Latina”, organizada por el Banco Mundial (BM) con la participación de los representantes de los Programas Sociales de Brasil, México, Colombia, Ecuador, Bolivia, República Dominicana, Guatemala, Honduras y Panamá.

La pagaduría bimestral permite un ahorro aproximado del 16% anual del presupuesto para comisiones bancarias (3.93 millones de soles en un período de un año, equivalente a un millón 403 mil soles), lo cual representa una reducción de una comisión por beneficios de 6% a 4.6% del monto transferido, indicó.

El servicio de pagaduría se brinda con la atención del sistema bancario o de Cajas Rurales, supervisados por la Superintendencia de la Banca y Seguros (SBS).

En ese sentido, expresó su satisfacción porque el cien por ciento de los beneficiarios adscritos al programa social recibe sus transferencias económicas condicionadas.

Informó que desde su implementación, el Programa Juntos ha incrementado su beneficio de 22 mil hogares a 470 mil hogares adscritos y actualmente apoya a un millón de niños menores e iguales a 14 años, que viven en extrema pobreza en 14 regiones del Perú.