El docente del colegio Uriel García, con 30 años de carrera, investigó por cuatro años cómo mejorar el aprendizaje de sus estudiantes. | Fuente: RPP Noticias

El profesor Vicente Quispe Yuca repensó la manera de enseñar las matemáticas e implementó un laboratorio en su casa en Cusco, con la idea impulsar un aprendizaje vivencial, experimental y práctico para hacer entretenidas las clases de esta materia.

El docente del colegio Uriel García, con 30 años de carrera, investigó por cuatro años cómo mejorar el aprendizaje de sus estudiantes. Es así que nació su método, donde sus alumnos pueden utilizar todo lo que está a su alrededor.

Vicente Quispe mencionó que la matemática está en la vida diaria de las personas. Por ejemplo en las casas los estudiantes tienen mayólicas y las pueden utilizar para obtener el resultado de un área.

“Tenemos otros aspectos que podemos utilizar en casa, como recibos de agua o luz, pues cuando trabajemos con estadísticas, por ejemplo ahí tenemos los gráficos y tenemos que ponerlo en práctica. Además, este proceso de aprendizaje también incluye a los padres de familia”, dijo el profesor.

Vicente es un convencido que al estudiante se le tiene que apoyar y motivar para que aprenda. Cada vez que uno de sus alumnos comprende la lección, su alegría es máxima.

El trabajo del profesor cusqueño ha sido reconocido por el Ministerio de Educación, su proyecto ha sido llevado a un congreso en Francia, a donde Vicente espera tener la oportunidad de viajar.