La directora de la guardería rechazó las acusaciones en su contra. | Fuente: RPP

Virginia Cayo, propietaria de la guardería 'Mi Solcito' en el distrito de Santiago, Cusco, se pronunció este martes por la denuncia que realizó Judy Clavijo Corrales, quien sostuvo su hijo fue dopado dentro de ese establecimiento.

En declaraciones a RPP, la dueña del local comentó cómo fue el trato con el menor el 28 de febrero y aseguró el menor estuvo jugando y luego le dieron sus alimentos. Comentó también, que después de esto, el niño se echó a dormir hasta que llegó su madre.

El bebé ese día no durmió ha estado jugando toda la tarde llegó la cenita que es a las 5 de la tarde y estaba con sueño, tanto así que no terminó su cena. A los 15 o 20 minutos la mamá se apareció a recogerlo y normal yo le abrí la puerta”.

Pide investigación

La propietaria comentó que cuando Clavijo Corrales llegó a recoger a su hijo, comenzó a gritar y a decir que su hijo tenía efectos de haber sido dopado con diazepan. En esa línea, dijo que se debe investigar a fondo la denuncia para esclarecer las acusaciones en su contra.

Desde un inicio se puso a gritar y lo que me sorprendió así claramente es que dijera. Está como cuando le dan diazepam. Cuando yo escuché eso del diazepam ya me sorprendió y le dije qué está diciendo señora (…) Yo quiero que se esclarezca señorita porque lo que esta señora me está denunciando o está insinuando que se ha dado en la guardería es algo muy grave”.

Denuncia de la madre

De acuerdo con la madre del menor, cuando salió de la guardería llevó a su hijo a que sea sometido a un examen toxicológico, el cual reveló que el niño tenía en su sangre benzodiacepina, una sustancia psicotrópica con efecto sedante.

Agregó que pese a que realizó la denuncia a fines de febrero, el Ministerio Público no abre hasta el momento una investigación contra la propietaria de la guardería.

¿Qué opinas?