Iquitos: Colecta solidaria logra más de un millón de soles en 10 horas

“Ahorita Iquitos está en plena catástrofe”, comentó el padre Miguel Fuertes del Vaticinio Apostólico de Iquitos; quienes recaudaron más de un millón de soles para comprar plantas de oxígeno.

Se logró comprar tres plantas de oxígeno; dos para el Hospital Regional de Loreto y una para la ciudad de Nauta.

La emergencia por el coronavirus ha puesto en una situación difícil a todos los peruanos. Sin embargo, dentro de esta crisis hay ciudadanos que superan la dificultad para ayudar a los más necesitados

Es así como un domingo – hace dos semanas – en la Iglesia de Iquitos un grupo de personas decidió hacer una colecta monetaria para poder comprar una planta de oxígeno.

“Estábamos pensando cómo poder ayudar ante esta situación que estamos viviendo y vimos que la necesidad era el oxígeno. Averiguamos un poco cuánto valía una planta y nos dieron un presupuesto de 400 mil soles. La meta que teníamos en principio eran esos 400 mil soles”, contó el padre Miguel Fuertes Pietro, administrador del Vaticinio Apostólico de Iquitos. 

Y es que en Iquitos la situación es crítica. Las cifras oficiales del Ministerio de Salud indican que hasta la fecha (18 de mayo) son 2811 los contagiados. Además, sostiene que los fallecidos son 250. Sin embargo, autoridades de la zona aseguran que las cifras son mayores y el portal de investigación Ojo Público indicó que podrían ser hasta nueve veces más.

El padre aseguró que la situación en Iquitos es catastrófica: “Ahorita Iquitos está en plena catástrofe. Me han llamado a decir que han habilitado un colegio - donde debe haber 200 o 300 enfermos - y lo único que hay de medicina es paracetamol. No tienen nada más, oxígeno tampoco”.

Ante esto, el domingo a las 10 de la mañana, la Iglesia publicó una colecta en las redes sociales y WhatsApp. Para sorpresa y felicidad de ellos, para las 8 de la noche del mismo día habían recolectado un millón de soles.  

Con la cantidad de dinero recolectado, han podido comprar tres plantas de oxígeno. Una de ellas ya se encuentra en el Hospital Regional de Loreto. La segunda está todavía llegando a la zona, pero irá al mismo hospital. La tercera tendrá como destino la ciudad de Nauta, pues esta no cuenta con oxígeno. 

“La primera planta significa que habrá de 30 a 35 balones más de oxígeno diarios en el hospital. La segunda servirá para que unas 40 personas puedan tener oxígeno las 24 horas. La tercera, en Nauta, funcionará para unas 20 personas, las 24 horas con oxígeno” sostuvo el padre del Vicariato Apostólico de Iquitos.

Sin embargo y a pesar de los esfuerzos, la situación en Iquitos todavía es complicada. El padre Fuertes indicó que todavía hay un déficit de aproximadamente 500 balones de oxígeno diarios. Además, el Cuerpo Médico de Loreto informó que el 40% de médicos en el Hospital Regional se encuentran infectados con el nuevo coronavirus.   

Es por eso que la campaña todavía no ha terminado. Al ver el éxito inicial, han decidido continuar con la colecta. “No hemos cerrado la campaña porque queremos comprar las plantas de oxígeno, balones de gas, medicinas, equipos de protección para el personal de salud, etc. Las necesidades son mucho más amplias”, explicó Fuertes.

El padre Miguel Fuertes nació en España y llegó al Perú en el año 1983; desde ese entonces trabaja y vive en Iquitos. Él es un ejemplo de un peruano camiseta, pues a pesar de la difícil situación que enfrenta el Perú, está dispuesto a ayudar a quienes más lo necesitan.

¿Qué opinas?