Los pobladores y los trabajadores de la Municipalidad de Chalaco no se daban a basto para controlar el fuego.

El jefe del Servicio Nacional Forestal y de Fauna Silvestre (Serfor) en Piura, Juan Otivo Meza, informó que en lo que va del 2020 se han registrado 11 incendios forestales, en los cuales se perdió más de 200 hectáreas de vegetación en la provincias de Ayabaca, Huancabamba y Morropón

Señaló que los mismos pobladores causan los incendios ya que en esta temporada empiezan a ampliar su frontera agrícola quemando sus terrenos. Sin embargo, la mayoría de veces el fuego se descontrola y se extiende a otras zonas. 

Precisó que nueve incendios ocurrieron en los distritos de Suyo, Paimas y Pacaipampa, en la provincia de Ayabaca; donde la afectación estimada es de 200 hectáreas de vegetación. Precisamente, uno de los más devastadores se presentó en la zona de Pampa Larga (Suyo). Solo ahí se quemaron 103 hectáreas de vegetación.

Otro incendio ocurrió en Sondorillo (Huancabamba), donde el fuego dañó la red eléctrica y dejó a la ciudad por varias horas sin energía, según reportaron pobladores de la zona. Mientras que hasta hoy martes, continúa el incendio en cerro Negro, distrito de Chalaco, provincia de Morropón. Las hectáreas afectadas aún no se definen. 

“En esos bosques hay flora y fauna silvestre que son dañadas por los incendios, pero la ganadería también se ve afectada porque la hojarasca para el ganado caprino, ovino y bovino se pierde. Entonces hay una afectación económica. Del mismo modo, hay un perjuicio a los bosques de neblina que garantizan el agua ”, expresó. 

Otivo mencionó que la primera respuesta ante un incendio le corresponde a las municipalidades distritales y luego solicitar ayuda al Centro de Operaciones de Emergencia Regional (Coer). Por ello consideró que las comunidades deben ser capacitadas para evitar la quema, y formar brigadas comunales y dotarlas de materiales y herramientas para combatir los incendios. 

El último incendio activo ocurre en el Cerro Negro distrito de Chalaco (Morropón), región Piura.
El último incendio activo ocurre en el Cerro Negro distrito de Chalaco (Morropón), región Piura. | Fuente: Difusión | Fotógrafo: Cortesía

José Velásquez García, hijo de un poblador, contó que los trabajadores de la Municipalidad de Chalaco y los pobladores de la zona no eran suficientes para apagar las llamas que se extendían de un cerro a otro. “Por la zona rocosa es difícil que una persona llegue hasta allí. Se necesitaría un helicóptero para intervenir desde el aire”, dijo. 

El jefe de Coer, mayor (r) Alfredo Valencia Godos, informó a RPP que el incendio en el cerro Negro (Chalaco), continúa activo. Por ello el lunes por la noche una brigada del Ejército del Perú, compuesta por 30 soldados, se trasladó a la zona para apoyar a los pobladores a controlar el fuego. 

“Ha ido una brigada de 30 hombres, pero sabemos que hay dificultades para controlar el fuego porque el cerro tiene una altura muy pronunciada. El fuego continúa pero estamos monitoreando la zona”, expresó. 

Valencia coincidió en que estos incendios, en su mayoría, son causados por los pobladores. “Existe la creencia de que quemando arbustos se van a presentar lluvias, otros lo hacen como producto de la tala de árboles”, añadió.

La región Piura enfrenta una crisis hídrica por falta de lluvias en las provincias de la sierra. Esto ha generado que los reservorios de Poechos y San Lorenzo no tengan la suficiente agua para el riego de cultivos y uso doméstico.

Los pobladores de la comunidad cercana al cerro Negro, en Chalaca, pidieron a las autoridades regionales ayuda para controlar el fuego que se originó  el sábado 31 de octubre.