El ministro del Interior, Wilfredo Pedraza, aseguró que el policía que, en estado de ebriedad, hirió de bala a un niño en el Rímac "es un delincuente" y anunció que ya se ha montado un operativo para dar con su paradero.

"El policía que hirió a un niño no es más policía. Para nosotros, es un delincuente y como tal la Dirección de Investigación Criminal está en su búsqueda, y esperamos muy pronto su captura para su juzgamiento en el fuero común y la imposición de la sanción más grave posible", comentó.

"Ese tipo de actitud nos avergüenza, porque hay un esfuerzo grande de la mayoría de nuestra policía, que con dificultades intenta brindar un buen servicio. Esas actitudes por tanto mellan la imagen y el esfuerzo que hacemos para mejorar el servicio. Pronto lo vamos a capturar", añadió.

Como se sabe, el policía José Francisco Aguilar Aldana hirió de gravedad a un menor de edad cuando, en estado de ebriedad, realizó varios disparos en las inmediaciones del pueblo joven Huascarán en el Rímac.

El menor está internado en el Hospital de Emergencias Pediátricas y su pronóstico es reservado.

Por otro lado, Pedraza ratificó que siguen las operaciones de búsqueda de los dos delincuentes que aún siguen prófugos y que fugaron del penal de Lurigancho.

Refirió también que en este momento hay proceso de investigación a los policías que estarían involucrados en la fuga.