Keiko Fujimori saldrá de prisión tras fallo del TC | Fuente: Andina

Escucha el canal de podcast de Las cosas como son en RPP Player.

Al término de más de un año bajo prisión preventiva, el Tribunal Constitucional acogió el Habeas Corpus presentado en beneficio de Keiko Fujimori. La resolución se obtuvo con un voto ajustado, cuatro a favor, tres en contra. El régimen de prisión preventiva había sido impuesto por un juzgado unipersonal y luego ratificado por la Corte Superior y la Corte Suprema, porque los jueces consideraron que estaban reunidas las tres condiciones que hacen posible una medida excepcional de privación de libertad antes del juicio: el pronóstico de una condena de prisión efectiva, la solidez de los indicios y el riesgo de obstrucción a la Justicia, cuya variante más radical es la fuga. Durante las últimas semanas el caso de Keiko Fujimori adquirió aún más notoriedad a causa de nuevas revelaciones sobre donaciones a su campaña que no fueron bancarizadas ni declaradas a la ONPE. Pero los jueces constitucionales no tenían que pronunciarse sobre los indicios de culpabilidad que hoy conocemos, sino solo decir si la prisión preventiva correspondía o no en el momento en que se le impuso. Y han dicho que no.

La resolución es inapelable. Fujimori sale de la prisión bajo la misma garantía al derecho fundamental de su libertad que ya se aplicó a otros investigados en casos de corrupción que afectan a dirigentes políticos de diferentes corrientes. La lección es clara: o bien la Fiscalía prepara su acusación con más rapidez o bien no impone tiempos tan largos de detención a justiciables sin condena. Horas antes de la resolución del Tribunal, Keiko Fujimori se negó a contestar las preguntas que le formuló el fiscal José Domingo Pérez. Fujimori adujo para justificar su silencio que no se venía respetado su derecho al debido proceso.

La CADE

El tema del financiamiento oculto de las campañas es abordado por la actual presidenta del Instituto Peruano de Administración de Empresas, IPAE, la institución que organiza cada año la Conferencia Anual de Empresarios, CADE. Elena Conterno anuncia que el tema será discutido en la versión 57 del evento que se inaugura mañana en Paracas, en particular en la sesión denominada Combatiendo la corrupción desde el sector empresarial. Conterno recuerda que en CADEs recientes se presentaron las propuestas de la Asociación Civil Transparencia para garantizar la transparencia en el financiamiento de los partidos políticos. Su artículo en El Comercio concluye: “Confiamos en que las malas prácticas empresariales quedarán en el pasado, y la cruzada por la Integridad desde Empresarios por la Integridad se abrirá paso”.

También los gremios de colectiveros piratas han invocado el derecho a la libre empresa para justificar la huelga y las medidas de fuerza que impusieron ayer. Las autoridades han reaccionado de manera unánime: el alcalde de Lima, Jorge Muñoz, la titular de la ATU, María Jara y los jefes de la Policía han reprobado una huelga ilegal y los actos de violencia que se han registrado en varios puntos de nuestra capital.

Se suma otro candidato

Y puesto que hablamos de empresarios, vale la pena destacar la entrada en la campaña presidencial de Estados Unidos del magnate de la información financiera Michael Bloomberg. Acreditado por su excelente desempeño como alcalde de Nueva York, Bloomberg, de 77 años, posee una fortuna personal evaluada en 54 mil millones de dólares, es decir una cuarta parte del PBI del Perú. Su implicación en el mundo de los negocios y los delicados intereses de sus clientes no le impidieron librar batalla contra la corrupción y contra los malos productos de la industria alimentaria y su símbolo, la empresa Coca Cola. Bloomberg irrumpe ahora, mientras los demócratas sufren para definir un candidato y Donald Trump espera usar la destitución que se intenta contra él como un bumerang. Bloomberg es autor de una frase célebre entre jóvenes contestatarios: “El sueño de Estados Unidos no sobrevivirá si seguimos diciendo a los soñadores, lárguense a otra parte”.

Las cosas como son

¿Qué opinas?