Kucyznski y Aráoz diseñaron el nuevo gabinete con el objetivo de lograra la "reconciliación" del país luego de semanas marcadas por una crisis política en la que el presidente estuvo cerca de ser destituido. La presidenta del Consejo de Ministros defendió esta mañana la designación de dos apristas en las carteras de Trabajo y Salud. | Fuente: Foto: PCM / Video: RPP Noticias

El “gabinete de la reconciliación” no había siquiera terminado de conformarse, pero ya generaba polémica. Mientras el rumor de que Javier Barreda iba a ser el nuevo ministro de Trabajo recorría las redacciones periodísticas, el expresidente Alan García escribió en Twitter que no creía en esta versión por un mensaje del ‘compañero’ a la dirigencia de su partido en el que llamaba “incapaz” al Gobierno de Pedro Pablo Kuczynski (PPK). La tarde del martes, el militante aprista juró el puesto arrodillado ante el presidente.

Tan solo minutos después, el partido lo expulsó. Mauricio Mulder, vocero aprista en el Congreso, anunció que el nombramiento era una “declaración de guerra” a ellos.

Luego de salvarse de una moción de vacancia presidencial –apoyada por Fuerza Popular, el Frente Amplio y el Apra- por apenas ocho votos y en medio de la polémica por el indulto a Alberto Fujimori –rechazado por Nuevo Perú, Frente Amplio, Acción Popular y Alianza para el Progreso- Kuczynski anunció el 27 de diciembre que estaba armando un “gabinete de la reconciliación”. El objetivo era iniciar un proceso de ‘paz política’, de tender puentes a las bancadas tras la crisis de fines del 2017. Sin embargo, con los nuevos ministros ya instalados, las voces de apoyo son tibias y las de rechazo no se han apagado.

¿Guerra con la estrella?

El principal conflicto que ha abierto el nuevo gabinete es con el Apra. Si bien tienen solo cinco congresistas en el Parlamento, la influencia de legisladores como Mauricio Mulder, Jorge del Castillo, y del expresidente Alan García, sigue siendo fuerte en la política peruana. El primero fue uno de las voces que impulsaron la vacancia y el segundo, con su voto de abstención, contribuyó a su fracaso. El objetivo de Araóz de tender un puente de Palacio hacia Alfonso Ugarte se ha visto bloqueado, al menos inicialmente, por dos nombres: Javier Barreda y Abel Salinas.

Ambos eran militantes del Apra antes de ser expulsados poco después de jurar como ministros de Trabajo y Salud. Luego de que fuentes del Gobierno confirmaron a RPP Noticias que Barreda iba a ser parte del Gabinete, Mulder dijo a la prensa en el Congreso que esto significaba que Aráoz le estaba declarando “la guerra al Apra” y le pidió “que se atenga a las consecuencias”.

“Está maltratando al partido donde milita y ninguneando a sus compañeros”, agregó el legislador sobre Barreda, luego de que se confirmó su expulsión del partido. El secretario general del Apra, Elías Rodríguez, matizó las declaraciones de Mulder asegurando que "no hay una guerra declarada" pero que el Gobierno "carece de liderazgo", según dijo al programa De 6a9.

En su entrevista en Ampliación de Noticias, Mercedes Aráoz defendió a los nuevos ministros cuestionados. | Fuente: RPP Noticias

“No imaginé ser expulsado. Si hubiera sabido que pasaba esto, igual aceptaba el cargo”, respondió Barreda en el programa Todo se Sabe. “Fue una expulsión exprés, no sé los cargos, no sé quiénes firmaron ni votaron, pero acepto la decisión, no puedo como ministro lamentar la decisión de dirigentes del partido”. También reconoció que el mensaje en el que llama “incapaz” al Gobierno es suyo, pero que lo dijo de forma interna y que no fue justo que García lo difunda. Salinas, también en RPP, contó que recibió un “enorme respaldo” de otros apristas tras su designación y que como parte de la reconciliación “hay que estar del lado de los ciudadanos”.

Más ministros cuestionados

Luego de que Jorge Kisic juró como ministro de Defensa, comenzaron a circular en redes sociales documentos sobre una sentencia de cuatro años en su contra por el caso del desfalco de la Caja Militar Policial. “¿Cómo pueden llamarle 'de la reconciliación' a un gabinete que avala la liberación de un ladrón y asesino, con gente capaz de mentir descaradamente sobre el indulto para salvar su cargo, con un sentenciado por corrupción en la Caja Militar Policial?”, escribió al respecto Verónika Mendoza, excandidata y lideresa del Movimiento Nuevo Perú.

Kisic dijo que fue absuelto en instancias superiores y que su designación fue una reivindicación tras sus problemas judiciales. “Estoy absuelto de todos los juicios después de un viacrucis de 17 años en que involucraron a todos los directivos de la Caja. Me puse a disposición del Poder Judicial en todo momento. Incluso en el juicio estuve absuelto y el fiscal ni siquiera apeló, porque fue una absolución contundente”. También aseguró que no tuvo una buena relación con Vladimiro Montesinos, sino que este fue un “gran enemigo” suyo que impidió su ascenso a teniente general.

Fuerza Popular apuntó sus críticas al congresista por Loreto Jorge Meléndez, nuevo titular de Desarrollo e Inclusión Social. Sus voceros dijeron al diario El Comercio que les genera suspicacias por un posible uso de programas del Estado para fines proselitistas. “Anteriormente se ha denunciado ciertas situaciones de uso de programas con gran presupuesto para clientelaje”, declaró Milagros Salazar. “PPK se ha visto presionado por la bancada, quienes han visto un botín importante en el Midis con miras a la campaña”, agregó Héctor Becerril. El legislador oficialista es hermano del gobernador regional de su región, Fernando Meléndez.

Congresistas oficialistas y de oposición opinan sobre el nuevo gabinete. | Fuente: RPP Noticias

Los cuestionamientos también fueron para los que se quedaron. Luego de que se confirmó la continuidad de Enrique Mendoza como ministro de Justicia, Vicente Zeballos, Gino Costa y Alberto de Belaunde, congresistas que renunciaron al oficialismo por su oposición a la liberación de Fujimori, presentaron un pedido para que se presente ante la Comisión de Justicia y explique el proceso del indulto. Por la noche, la bancada del Nuevo Perú anunció que acusará constitucionalmente a Aráoz y al ministro Mendoza por el mismo motivo, acción que formalizaron este miércoles.

Las respuestas de Aráoz

La presidenta del Consejo de Ministros estuvo este miércoles por la mañana en RPP Noticias, donde respondió a varios de los cuestionamientos por el “gabinete de la reconciliación”. Sobre los apristas, contó que llamó al propio Mulder previamente y este le dijo que no convoque a dirigentes del partido, pero sí podía hacerlo con “los técnicos”. Luego explicó que conoció a Barreda cuando fue ministra del segundo gobierno de Alan García (2006-10) y elogió sus cualidades como profesional. Lo mismo hizo con Salinas, a quien dijo que recién conoció cuando entrevistó a potenciales nuevos ministros de Salud.

Acerca del pase de Meléndez al MIDIS, declaró que dejó el Comité Ejecutivo de Nacional (CEN) de Peruanos por el Kambio antes de asumir el cargo y que “había la necesidad de incorporar al partido en una acción vinculada a la gestión”. También negó que vayan a usar los programas sociales para beneficios políticos. Sobre Kisic, dijo que sabían que había sido absuelto y reconoció que es hermano del asistente personal de PPK, pero aseguró que no esto no influyó en su designación.

Aráoz también rechazó la acusación del Nuevo Perú en su contra. “¿De qué [me acusan]? Dicen que he cometido graves delitos. ¿Me han visto intervenir en algo?”. Luego aseguró que no mintió cuando dijo que no sabía del indulto antes de que fue decretado por Kuczynski. “Hay que pasar la página, busquemos el diálogo y la reconciliación. El indulto es un perdón, no es olvido”. Finalmente, dijo que no consideró necesario “exponer” al gabinete a un voto de confianza.

Sepa más:
¿Qué opinas?