MIMP
Centro de Atención Residencial (CAR) de emergencia. | Fuente: MIMP

Niños y niñas son enviados por el Estado, por lo menos desde el año 2017, a centros de rehabilitación para adultos con problemas de drogas, revela una investigación del programa punto final

El programa recogió el testimonio de dos adolescentes que fueron llevados en el 2017 al centro evangélico para rehabilitación de drogadictos y alcohólicos "Jehova Jireh". Ellos contaron que el pastor a cargo los castigaba a correazos.

En el 2019 fueron rescatados 14 menores que eran maltratados y vivían en forma deplorable en el centro “Imanol” de San Juan de Lurigancho. Cinco de estos menores estaban en ese hogar por encargo del Ministerio de la Mujer, detalló la fiscal Cristina Gómez.

El pasado 4 de abril, la congresista Marleny Portero (Acción Popular) y una fiscal de familia visitaron el centro de rehabilitación "Vittale" de Santa María de Huachipa. En sus ambientes conviven 36 adultos y seis menores, cuatro de los niños habían sido enviados por el Ministerio de la Mujer.

Investigación y reestructuración

Cesar Cardenas, director de Niñas, Niños y Adolescentes del Ministerio de la Mujer, informó que se ha iniciado un proceso para sancionar a los responsables.

Según un comunicado del Ministerio de la Mujer, el país presenta un déficit de centros de atención residencial, agravado tras la pandemia, que ha dejado alrededor de 80 mil menores de edad en orfandad.

Agrega que se está gestionado la apertura de un nuevo centro de acogida residencial de urgencia, además de mejoras y ampliación en las instalaciones del albergue ubicado en el ministerio.

A través de Twitter, la ministra de la mujer, Diana Miloslavich, señaló que se encuentran en constante investigación frente a hechos de violencia y por ello se ha iniciado una reestructuración de las Unidades de Protección Especial (UPE).

PODCAST RPP | La radio es un medio seguro para alertar a la población el inicio de un sismo

La radio FM será una de las alternativas que utilizará el el sistema de alerta temprana para advertir a la población del inicio de un sismo, dijo Hernando Tavera, presidente del Instituto Geofísico del Perú.