Así luce el auto eléctrico en Alibaba. Pesa 323 kilos y la página asegura que puede cargar 300 kilos. La batería dura entre 40 y 100 kilómetros y tiene que cargarse entre 7 a 10 horas.

| Fuente: Alibaba

Él es Jason Torchinsky de Jalopink. Aunque compró el auto a US$ 930, asegura que el envío, impuestos y desaduanaje hicieron que cueste US$ 3 mil.

| Fuente: Jalopink / Jason Torchinsky

Como muchos productos chinos, el auto mezcla palabras en chino e inglés. "Fashion" es una de ellas.

| Fuente: Jalopink / Jason Torchinsky

La parte trasera del auto. Ahora sí solo hay letras en chino.

| Fuente: Jalopink / Jason Torchinsky

Y en la parte trasera hay una llanta de repuesto con un compartimiento especial.

| Fuente: Jalopink / Jason Torchinsky

Este es su cargador. Bastante genérico.

| Fuente: Jalopink / Jason Torchinsky

Algunas partes llegan sin ensamblar, como los espejos retrovisores, los parachoques y la parilla del techo.

| Fuente: Jalopink / Jason Torchinsky

En el interior hay ventiladores y una pequeñísima escotilla.

| Fuente: Jalopink / Jason Torchinsky

El timón se siente bien, Torchinsky. Los indicadores son digitales y se incluye una pequeña radio con MP3 y ranura SD.

| Fuente: Jalopink / Jason Torchinsky

¡El conductor tiene un tapasol con luz incluida!

| Fuente: Jalopink / Jason Torchinsky

Tu cara cuando buscas los cinturones de seguridad... no los tiene.

| Fuente: Jalopink / Jason Torchinsky

Esta es la situación en los pedales del auto.

| Fuente: Jalopink / Jason Torchinsky

La parte delantera del auto. Para la colección, una placa en chino.

| Fuente: Jalopink / Jason Torchinsky

El capó decepciona al abrirse. Simplemente muestra el sistema de dirección del auto, pero podría convertirse en un pequeño depósito.

| Fuente: Jalopink / Jason Torchinsky

Los asientos son plegables.

| Fuente: Jalopink / Jason Torchinsky

Y aquí se carga. Curiosamente hay una ranura vacía.

| Fuente: Jalopink / Jason Torchinsky

El conector para cargar el auto.

| Fuente: Jalopink / Jason Torchinsky

Tu cara cuando eres el dueño del auto más barato del mundo.

| Fuente: Jalopink / Jason Torchinsky