Huawei tendrá un nuevo periodo de gracia este lunes 19 de noviembre | Fuente: RPP

El elemento gris en que se desarrolla el bloqueo comercial contra Huawei se extiende, sin decisión, por seis meses más de manera extraoficial. Fuentes cercanas a las entidades que toman decisiones sobre este tema mencionaron al medio “Político” que el Departamento de Comercio de Estados Unidos extenderá la prórroga a los acuerdos comerciales establecidos entre empresas chinas y estadunidenses por otros seis meses.

La administración ya había extendido este periodo en dos ocasiones, y cada proceso añadía tres meses al inicio del bloqueo definitivo. Desde el 19 de mayo, Huawei y otras empresas chinas están incluidas en una Lista Negra de Entidades” bajo sospechas de espionaje en favor del gobierno de China mediante las redes de telecomunicaciones.

La prórroga más reciente termina el lunes 19 de noviembre, pero aun se mantienen licencias sin aprobación en el Departamento de Comercio de Estados Unidos. Tras el anuncio de la nueva prórroga en agosto, 260 empresas han solicitado permisos para establecer acuerdos comerciales con Huawei y otras firmas chinas.

Esta versión coincide, en parte, con las declaraciones de Wilbur Ross, Secretario de Comercio, quien mencionaba en entrevistas que existía la latente posibilidad de firmar un acuerdo en noviembre con China para flexibilizar las medidas.

A pesar del entusiasmo por las declaraciones, el representante comercial de Estados Unidos, Robert Lighthizer, mencionó que Huawei no estaría dentro de un posible acuerdo comercial “Fase Uno” que Estados Unidos y China están trabajando para finalizar en las próximas semanas.

De momento, solo empresas que cuentan con insumos que no riñan con la seguridad nacional, y que tengan disponibilidad fuera de Estados Unidos, están incluidos en las licencias para acuerdos comerciales.

Sin embargo, la licencia de exportación temporal no cubre transacciones importantes entre fabricantes de semiconductores de EE. UU. Como Intel, Qualcomm y Micron, que suministran microchips a la compañía con sede en Shenzhen, que es uno de los mayores fabricantes mundiales de equipos de telecomunicaciones.

¿Qué opinas?