La compañía ahora es una de las principales difusoras de los repositorios de código abierto. | Fuente: AFP

Los tiempos cambian y muchos pensamientos evolucionan con el pasar de los años. En Microsoft una de sus principales “fallos”, según la comunidad, era la de oponerse a los códigos abiertos para que otras empresas o programadores puedan modificar sus sistemas. Sin embargo, ahora son abiertos con este tema y Brad Smith, actual presidente, ha reconocido este error.

“Microsoft estuvo en el lado equivocado de la historia cuando las iniciativas de codigo abierto explotaron a principios de siglo” fue el mensaje mencionado por el ejecutivo en medio de un evento en el Instituto Tecnológico de Massachussets (MIT).

La empresa, actualmente, apoya mucho a estas comunidades. Una de las principales formas es con GitHub, un repositorio de códigos que compró en 2018 o con la unión con Ubuntu para llevarlo a Windows 10. Asimismo, Chromium es parte del navegador Edge.

El cambio es significativo, especialmente al mantener un sistema operativo para el Internet de las Cosas (IoT) basado en Linux. Solo en 2014, el ex CEO de la empresa, Steve Ballmer, aseguraba que “Linux es cáncer”, ejemplo de lo que distanciados que están con el open source.

Smith finalizó el tema de la siguiente manera: “Hoy, Microsoft es la empresa que más contribuye a proyectos open source en el mundo. Cuando miramos hacia GitHub, lo vemos como el hogar del desarrollo open source, y vemos nuestra responsabilidad como su administrador para hacer de él un lugar seguro y productivo para los desarrolladores”.

Te recomendamos METADATA, el podcast de tecnología de RPP. Noticias, análisis, reseñas, recomendaciones y todo lo que debes saber sobre el mundo tecnológico. Para escucharlo mejor, #QuedateEnCasa.