Ojos 3D
Científicos desarrollan el primer ojo biónico 3D mejores a los ojos naturales. | Fuente: Unsplash

Un equipo internacional liderado por científicos de la Universidad de Ciencia y Tecnología de Hong Kong (HKUST) ha desarrollado el primer ojo artificial 3D y da una nueva esperanza a pacientes con discapacidad visual.

A lo largo de los años, los investigadores han tratado de replicar la estructura de un ojo biológico, pero la visión de las prótesis existentes todavía tienen una resolución deficiente con sensores de imagen plana 2D.

El ojo electroquímico (EC-Eye) desarrollado por HKUST, no solo replica las cualidades de un ojo humano por primera vez, sino que puede ofrecer un visión más nítida que el ojo natural, además posee funciones adicionales como la capacidad de detectar radiación infrarroja en la oscuridad.

Estamos ante uno de los primeros pasos en la implementación de la tecnología con nuestras capacidades biológicas. La característica clave que permite estos avances es una retina artificial en 3D, hecha con sensores de luz de nanocables que limitan los fotorreceptores en las retinas humanas, según la información de Science Daily.

¿Cómo lo hicieron?

La investigación fue desarrollada por el profesor Zhiyong y el Dr. Leilei del Departamento de Ingeniería Electrónica e Informática de HKUST, el equipo conectó los sensores de luz de nanocables a un haz de cables de metal líquido que sirven como nervios detrás de la retina hemisférica artificial, con estas implementaciones se produjo con éxito la transmisión de la señal visual para reflejar lo que el ojo ve en la pantalla de la computadora.

En un futuro, lo sensores de luz de nanocables podrán conectarse directamente a los nervios de los pacientes con discapacidad visual. Además, gracias a que los nanocables tienen una densidad mayor a los fotorreceptores de la retina human, la retina artifical puede recibir señales de luz más potente y alcanzar una resolución de imagen muy superior.

Sin embargo, aún queda mucho camino para poder ver implantaciones de un ojo artificial en los humanos. "Independientemente de la resolución de la imagen, el ángulo de visión o la facilidad de uso, los ojos biónicos 3D todavía no son compatibles con su contraparte humana natural. Se necesita urgentemente una nueva tecnología para abordar estos problemas, y me da una fuerte motivación para comenzar este proyecto poco convencional", dijo el profesor Zhiyong.

El equipo ha desarrollado este estudio durante nueve años, desde el concepto de la idea hasta obtener resultados prometedores. Sus hallazgos fueron publicados recientemente en la revista Nature.