Estudios han demostrado que dedicar algo de tiempo a los videojuegos puede traer algunos beneficios como potenciar la creatividad o tomar decisiones más rápidas.

En la Escuela Universitaria de Salud Pública y Servicios de Salud George Washington (EE.UU.), se ha demostrado que se puede perder o controlar el peso si es que se practica algún deporte con los nuevos videojuegos que implican movimientos corporales.

Las manos y la vista también se pueden ver beneficiadas con este pasatiempo. Científicos han demostrado que las personas que pasan mayor tiempo jugando, tienen una mejor capacidad de retención de imágenes.