Hasta antes de este fin de semana, Huawei era la marca con mayor nivel de crecimiento en venta de smartphones. La noticia positiva más reciente fue la inclusión de la firma en la prueba de Android Q, la más reciente versión del sistema operativo de móviles desarrollada por Google. Además, tenía a la venta un equipo de gama alta como el P30 Pro y un smartphone de pantalla plegable con Android y conectividad 5G. Este domingo, a través de fuentes de REUTERS, conocimos que Google ha decidido suspender acuerdos con los chinos, y acatar las disposiciones emitidas por el presidente Donald Trump en medio de una guerra que involucra a China y sus marcas en territorio estadounidense.

En concreto, la decisión de Google pasa por no añadir a Huawei como colaborador en el ecosistema de Android, y no entregar soporte y actualizaciones a los modelos dentro del programa. Esto incluye, entre otras cosas, que los modelos vendidos fuera de China podrían perder las soluciones de Google, como el Play Store y Gmail, entre otras herramientas. Huawei puede optar por acceder al código abierto de Android, pero no tendrá soporte de la empresa de Mountain View.

¿Qué va a pasar con mi teléfono?

De momento nada. Por lo pronto, podrían desarrollarse algunos escenarios que afecten a los próximos equipos de manera drástica, mientras los dispositivos actuales podrían perder algunas funciones:

Perder Google Services. Esto será, sin duda, el puñal más fuerte al corazón de Huawei. Para los que usamos Android por años, sabemos que Google aporta gran parte del ADN de experiencia en el uso de un smartphone bajo ese sistema operativo. Incluso la migración a iOS es menos dolorosa cuando tenemos versiones de Google Maps, Keep, Gmail o el propio asistente en un iPhone. Aquí, podríamos encontrarnos con la experiencia china tradicional de Android sin Google, tal como se usa en los países de Asia que tengan bloqueo de apps occidentales.

Podrías instalarlas por fuera. No es tan grave para los usuarios más osados, pero esto podría abrir un frente de inseguridad muy grande para Android, y la propia Huawei. Al no tener Play Store y otros servicios de Google, muchos tutoriales podrían invadir Internet para compartir métodos eficaces y recuperar lo servicios, pero podrían estar infectados con malware y permitir el robo de información.

Huawei OS. Aquí viene el antecedente. Ya hace meses, se venía voceando la posibilidad de este baneo en China, y Huawei ya habría estado invirtiendo cabezas del equipo de desarrollo en un nuevo sistema operativo, seguramente basado en Android, para los smartphones de la marca china. Esto no es un secreto, y parece ser el camino más probable para los futuros teléfonos y Tablets que la compañía lance a mercado. Según The Verge, esta iniciativa se estaría cocinando en ShenZhen desde 2012, cuando se iniciaron las investigaciones contra Huawei y ZTE en territorio de Estados Unidos.

Parches de seguridad y actualizaciones. Huawei ahora está restringido a usar el Proyecto de código abierto de Android (AOSP), lo que aísla a la compañía de las aplicaciones y servicios críticos de Google que los consumidores fuera de China esperan en los dispositivos Android. Eso también significa que Huawei solo podrá enviar actualizaciones de seguridad para Android una vez que estén disponibles en AOSP, suponiendo que la empresa utilice su propio sistema de actualización. Aún no está claro cómo afectará esto a la gama completa de integraciones de Android de las que depende Huawei, pero estaremos atentos a las actualizaciones del caso.

¿Qué opinas?